Piden de nuevo la libertad para el único acusado de la muerte del farmacéutico Tomás Milia

Lleva en prisión provisional desde el 9 de octubre de 2013 y a día de hoy no existe señalamiento para la vista

La defensa del joven rumano Alexandru M.L., único acusado de la muerte del farmacéutico Tomás Milia hace tres años, ha pedido nuevamente la libertad provisional mientras no se celebra el juicio, al entender que no existen motivos para que permanezca entre rejas.

En un escrito facilitado por el abogado, éste ha cuestionado que el joven rumano continúe en prisión, tres años después de los hechos, y ha pedido la libertad provisional.

El acusado lleva en prisión provisional desde el 9 de octubre de 2013 y a día de hoy no existe señalamiento para la vista.

"La gravedad abstracta de los delitos y las penas y la alarma no bastan para justificar la prisión desde una perspectiva constitucional pues es necesario que sean tenidas en cuenta las circunstancias concretas del caso y las personales del imputado", sostiene el abogado del acusado, quien esgrime que dado que la instrucción de la causa está conclusa, "la libertad de Alexandru M.L no supone peligro alguno".

El juzgado había decretado prisión provisional para el acusado a fin de "evitar el riesgo de fuga" así como la "falta de arraigo del imputado" y la "destrucción de pruebas", algo que cree que ya no tiene objeto alguno al estar finalizada la investigación.

El acusado se encuentra en prisión provisional después de que el juzgado acordase prorrogar la condena al considerar que existía la posibilidad de riesgo de fuga.

El crimen ocurrió en octubre de 2013 y la ley establece que a los dos años se determine si debe prorrogarse o no la reclusión preventiva.

El magistrado acordó la prórroga de la prisión preventiva como presunto autor de acuchillar al farmacéutico, de 72 años.

Comentarios