domingo. 24.10.2021 |
El tiempo
domingo. 24.10.2021
El tiempo

Afapo estrena sede social en O Gorgullón

Un momento del acto inaugural del centro social de Afapo (Foto: Javier Cervera-Mercadillo)
Un momento del acto inaugural del centro social de Afapo (Foto: Javier Cervera-Mercadillo)

PONTEVEDRA. La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer de Pontevedra (Afapo) inauguró ayer su nueva sede social con un acto que su presidente, José Manuel Fontenla, calificó de "breve, sencillo y muy austero", hasta el punto de que no hubo ni el ágape ni el vino que suelen estar presentes en este tipo de celebración. Al estreno de las nuevas instalaciones, situadas en el barrio de O Gorgullón (muy cerca del Centro de Día que gestiona la misma entidad asistencial), asistieron representantes de la Deputación, del Concello y de la junta directiva de Afapo.

La representanción política en el acto estuvo compuesta por la diputada provincial Ana Isabel Vázquez, por los concejales 'populares' Jacobo Moreira y María José Rodríguez Teso y por la edil delegada de Benestar Social, Carmen Fouces.

Fontenla precisó que fueron dos los factores que motivaron el traslado de la sede, que estaba situada en la avenida de Vigo: el económico, "porque tenemos que hacer bolillos para encajar las cifas", y la proximidad al Centro de Día de Alzhéimer. "Estábamos alejados del centro de la ciudad y pagábamos por el alquiler el doble de lo que nos cuesta este nuevo local que, aunque es un poco más pequeño que el anterior, es funcional porque todo está a mano", comentó.

Esfuerzo de todos

Ana Isabel Vázquez elogió la importante labor que realizan los trabajadores y los voluntarios de Afapo por los enfermos de alzhéimer y sus familias. "Es un trabajo digno de admiración", subrayó. Además, anunció que la Deputación seguirá volcada con las entidades que se preocupan por dar respuesta a las necesidades sociales como las que requieren los enfermos de alzhéimer, que "requiere del esfuerzo de todos", apostilló.

Aunque la inauguración oficial tuvo lugar ayer, la sede social comenzó a funcionar a principios del presente mes de mayo para atender a los 35 usuarios que participan en las distintas actividades que oferta Afapo. El centro dispone de salas para terapia cognitiva, psicomotricidad y nuevas tecnologías.

"Los usuarios vienen a la sede social en días alternos y por horas, según los distintos estadíos de la enfermedad en los que se encuentren", precisó Fontenla. Añadió que "los de grado uno o leve llegan por su propio pie, mientras que los de grados dos y tres acuden al Centro de Día".

Vida normal

Los técnicos de Afapo aconsejan a los pacientes que están en la fase más leve de la enfermedad que continúen efectuando las mismas actividades cotidianas que realizaban antes de que les fuera diagnosticada la dolencia degenerativa. Además, destacan que el alzhéimer se está detectando en personas cada vez más jóvenes.

Y es que, aunque la mayoría de los usuarios de los talleres de Afapo tienen entre 70 y 80 años de edad, también hay pacientes que rondan los 55 años.

Afapo estrena sede social en O Gorgullón
Comentarios
ç