viernes. 26.02.2021 |
El tiempo
viernes. 26.02.2021
El tiempo

Alba aspira a tener la primera marisma gallega protegida

alba.JPG
alba.JPG

Técnicos de la Concellería de Medio Ambiente Natural han elaborado un minucioso estudio sobre las especies vegetales y animales de A Xunqueira de Alba. El objetivo del departamento municipal es convertir a este humedal en la primera marisma gallega con la categoría de Espazo Natural de Interese Local (ENIL).

Esta figura, determinada por la Lei de Conservación da Natureza, está destinada a lugares que, por sus singularidades, sean merecedores de algún tipo de protección de sus valores medioambientales. El ENIL permitirá revalorizar A Xunqueira de Alba, evitar su deterioro y velar para que las actividades que se desarrollen sean compatibles con su ecosistema. Además, servirá para concienciar a los ciudadanos sobre los valores de los espacios húmedos.

Para lograr la obtención del ENIL, el Concello remitirá a la Xunta su propuesta acompañada de una memoria. La declaración deberá efectuarla la Consellería de Medio Ambiente en dos fases: una provisional (durante un máximo de dos años, mientras se elabora un Plan de Conservación) y otra definitiva (tras la aprobación del citado Plan).

La gestión del ENIL será competencia del Concello, que llevará a cabo las acciones de protección mediante sus propios presupuestos. Los usos del espacio serán compatibles con la conservación de los valores naturales, desarrollándose actividades deportivas, paisajísticas y de fomento de la educación ambiental.

La Xunta declaró en 2007 el primer ENIL en el municipio de San Cibrán das Viñas (‘A Voutureira’, Ourense), y este año está realizando la declaración provisional de otro en la Lagoa de Pedras Miúdas (Catoira, A Coruña). La concejala de Medio Ambiente Natural, Celia Alonso, asegura que "Pontevedra ten a oportunidade de ter un ENIL que constituirá o primeiro humidal protexido de Galicia".

En el estudio elaborado por los técnicos municipales María del Carmen Casalderrey y María Liñán se señala que la protección de A Xunqueira ayudará a mitigar las inundaciones (el agua discurre con más lentitud debido a los meandros). Además, la marisma colabora en la depuración de las aguas gracias a la labor de filtración y eliminación de materia orgánica que realizan las plantas y microorganismos. El valor paisajístico, con bosques de galería que protegen a las riberas de la erosión, es otra de sus ventajas.

Alba aspira a tener la primera marisma gallega protegida
Comentarios
ç