Sábado. 25.11.2017 |
El tiempo
Sábado. 25.11.2017
El tiempo

Arranca el proceso contra 'O Mulo' por el alijo de 3,5 toneladas de cocaína incautado en A Lanzada

Rafael B.P., alias Mulo
Rafael B.P., alias Mulo
La Fiscalía pide para los acusados penas de 17 y 15 años de cárcel y fija la responsabilidad civil en 22,9 millones de euros

La Audiencia de Pontevedra acogerá la próxima semana el juicio contra catorce acusados de formar una red de narcotraficantes a la que se vincula con el alijo de 3.500 kilos de cocaína que transportó una lancha planeadora que apareció varada y quemada en la playa de A Lanzada en agosto de 2008.

La Fiscalía pide penas de 17 y 15 años de cárcel, que en total suman los 214 años, y fija la responsabilidad civil en 22,9 millones de euros.

A todos les atribuye un delito contra la salud pública referido a sustancias que causan grave daño a la salud, en cantidad de extrema gravedad, cometido mediante la utilización de buque y en el seno de una organización delictiva dedicada al narcotráfico, así como un delito de pertenencia a organización criminal.

Las penas solicitadas más altas corresponden a quien es considerado líder de la trama, Rafael B.P., alias Mulo, y para José C.F.B. por su reincidencia, al haber sido condenado previamente a nueve años también por narcotráfico.

Los procesados son vecinos de la comarca del Salnés y también ciudadanos colombianos.

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria desarrollaron una operación en agosto de 2008 en la que fueron aprehendidas 3,5 toneladas de cocaína que transportaba una lancha planeadora, que la organización dejó varada y quemó en la playa de A Lanzada al saberse perseguida por las fuerzas de seguridad.

En el marco de la operación se realizaron varios registros, en uno de los cuales fue descubierta en una nave en Meis otra planeadora del mismo tamaño y características que la que apareció quemada en A Lanzada, además de una decena de motores de alta potencia.

Según se recoge en el escrito de acusación, hubo un primer intento frustrado de desembarco de la droga procedente de Sudamérica al negarse a última hora a participar en la operativa el dueño de un pesquero que se encargaría de suministrar de combustible en alta mar a la planeadora, que sería la que llevaría la droga hasta tierra.

Entonces, la red buscó otro pesquero para las labores de logística, el 'Ratonero', el mismo que cuatro años después fue abordado en alta mar por Vigilancia Aduanera cuando transportaba 90 fardos con más de 2.000 kilos de cocaína.

Pese a que este alijo fue posterior, el juicio ya se celebró y la sección quinta de la Audiencia de Pontevedra condenó a un total de 103 años de cárcel a los nueve acusados, uno de ellos José Luis D., dueño y patrón del 'Ratonero', también procesado en esta causa.

Según consta en el escrito de acusación del fiscal antidroga de Pontevedra, debido a un error en las comunicaciones, quienes esperaban en tierra para alijar la droga que transportaba la planeadora no se pudieron enterar de que ésta llegaría un día más tarde de lo previsto.

Al no tener comunicación por tierra, la tripulación de la planeadora optó por fondear la cocaína que transportaba en las proximidades de Cabo Silleiro y varó y quemó la embarcación en la playa de A Lanzada para borrar las huellas y vestigios que pudieran permitir el seguimiento policial.

En los días siguientes un helicóptero y una embarcación de Aduanas encontraron unos fardos con droga a la altura del cabo Silleiro, y la Guardia Civil recibió llamadas en las que se alertaba de la presencia de fardos flotando en la misma zona que fueron recuperados por este cuerpo, por Aduanas y por la Policía Nacional, en total unos 3.500 kilos de cocaína.

Arranca el proceso contra 'O Mulo' por el alijo de 3,5 toneladas de...