Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Correos inicia los trámites para abrir dos nuevas oficinas en Pontevedra

La dirección de Correos ha iniciado ya los trámites para abrir dos nuevas oficinas de atención en la ciudad de Pontevedra. La primera de ellas se instalará en el edificio administrativo de la Xunta en Campolongo. Representantes del Ejecutivo gallego confirmaron este lunes que la empresa pública ha mostrado su interés en trasladar parte de su actividad al inmueble autonómico, en el que cientos de personas realizan distintos trámites burocráticos a diario. El segundo de los despachos podría abrirse en la avenida de Lugo, justo en el lugar en el que se ubica ya el pabellón de Distribución de Correos.

La puesta en marcha de nuevos puntos de atención postal satisface a los sindicatos de la ciudad. Y más concretamente a Comisiones Obreras. La central ha denunciado en los últimos años los problemas de recepción en las zonas de expansión de la ciudad: avenida de Vigo, Eduardo Pondal, avenida de Luego y Monte Porreiro. En los citados distritos (el tres y cuatro, concretamente), el correo no llega a diario por falta de medios. Desde la misma organización han criticado que Pontevedra sea la única capital de provincia que solo tiene una oficina (la de la calle Oliva) a nivel gallego.

Sus 40 carteros urbanos realizan actualmente una media de 700 envíos diarios, frente a los 1.200 que se registraban en 2006. A pesar del descenso, las compras por Internet y los requerimientos de pagos por parte de las administraciones han repuntado la actividad del servicio.

Accesibilidad

La apertura de dos nuevos centros de atención al cliente posibilitaría también la adaptación de las oficinas a las personas con movilidad reducida. El pasado viernes, una vecina de Barro denunció (consultar el ejemplar de Diario de Pontevedra del sábado día 9) la imposibilidad de acceder a las instalaciones de la calle de la Oliva a través del montacargas situado en la parte lateral del edificio. Por él acceden personas con discapacidad. En el caso de la joven barrense, el guardia de seguridad le impidió el paso a través del elevador. Esta, que llevaba consigo el carrito con sus dos gemelos, no pudo recoger una carta certificada para su marido, que no podría acudir a las instalaciones por cuestiones de carácter laboral.

El responsable de Comisiones Obreras en Correos aseguró ayer que durante la última remodelación realizada en las citadas dependencias (hace más de diez años), Patrimonio no le otorgó la licencia necesaria a la empresa pública para instalar un elevador en la calle García Camba. ''Por este motivo se fixo o acceso pola rúa da Oliva'', subrayó Cousillas.

Correos inicia los trámites para abrir dos nuevas oficinas en...
Comentarios