sábado. 16.10.2021 |
El tiempo
sábado. 16.10.2021
El tiempo

Defensa estudiará excluir los núcleos habitados de la franja de seguridad del cuartel de la Brilat

Vecinos de Salcedo entrando en la Subdelegación de Defensa
Vecinos de Salcedo entrando en la Subdelegación de Defensa

El Ministerio de Defensa "está en la mejor disposición posible" para escuchar las demandas de los vecinos afectados por la orden ministerial en la que se fija una franja de seguridad de 300 metros para el perímetro de la base de la Brigada de Infantería Ligera (Brilat), y anuncia que estudiará todas las propuestas formuladas, entre ellas la de la Comunidad de Montes de Salcedo, de que la zona de protección evite los núcleos de viviendas.

Así lo aseguró ayer el subdelegado de Defensa en Pontevedra, Antonio Ruíz Iribarne, tras mantener "una reunión muy cordial" con los representantes de esta comunidad de montes. Este colectivo aprovechó el encuentro para manifestar su propuesta de que se adapte el área de seguridad diseñado de forma que excluya los núcleos rurales y se sorteen en su trazado las viviendas y terrenos de los vecinos.

"Piden que en lugar de tener 300 metros en todo el perímetro, en algunas zonas tengan menos para evitar las casas y yo les expliqué que no era una decisión en la que yo pueda influir, pero que Defensa lo estudiará detenidamente", señaló al término del encuentro.

El coronel Iribarne, que convocó este encuentro porque "no le niego una reunión a nadie", indicó que ya ha trasmitido a Madrid las demandas de los afectados y desde el Ministerio le han asegurado que analizarán todas la propuestas.

Además de escuchar las demandas de los comuneros, el subdelegado de Defensa aprovechó la reunión para intentar transmitirles tranquilidad en el sentido de que "a las propiedades no les va a afectar".

"Llamé a Defensa, me aseguraron que a las casas no les va a afectar y es lo que trasmití a los residentes en la zona, que no va a haber sangre", explicó, al tiempo que aseguró a los vecinos que van a poder realizar todo tipo de obras en sus viviendas, pues "tienen que pedir permiso al Ministerio, pero se le va a dar, no les van a poner pega".

En opinión de Iribarne, estas explicaciones de boca de un representante directo del Ministerio, dejaron mucho más tranquilos a los vecinos, y la reunión se celebró en un tono distendido y cordial entre las dos partes.

Pastor Torres Carro, presidente de los comuneros de Salcedo, entregó a Ruíz Iribarne un escrito en nombre de los afectados en el que solicita la derogación de la orden ministerial por la que se fija una zona de seguridad de 300 metros en el perímetro de las instalaciones militares de la Brilat. Además, lamentó que antes de esta cita el Concello no le hubiera facilitado la documentación en la que Defensa le solicitaba en 2004 información sobre la situación urbanística del contorno del acuartelamiento, así como la respuesta que le ofreció la Administración local en 2005.

"Queríamos saber si en la documentación pudiera haber alguna cuestión que fuera susceptible de ser incluida entre las reivindicaciones que le planteamos al subdelegado de Defensa, para que se lo transmita a las autoridades competentes", explicó Pastor Torres.

El máximo responsable de los comuneros de la parroquia de Salcedo considera que la exclusión de los núcleos rurales del perímetro de seguridad de las instalaciones castrenses "puede ser una solución válida". Precisó que "vemos bien cualquier medida que favorezca los intereses vecinales" y está convencido de que este conflicto "se va a solucionar con el apoyo de los afectados".

Defensa estudiará excluir los núcleos habitados de la franja de...
Comentarios
ç