sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Dieciocho furanchos solicitan licencia para abrir sus puertas a partir de marzo

PONTEVEDRA. Dieciocho furanchos de Pontevedra han solicitado al Concello la obligatoria licencia municipal para abrir sus negocios entre el 1 de marzo y el 30 de junio, que es la temporada en la que este tipo de establecimientos rústicos podrán vender sus excedentes de vino. Responsables del Gobierno local informaron hoy de que la mayor parte de las peticiones proceden de Marcón, Salcedo, Mourente y Campañó, aunque también existen solicitudes de otras parroquias del municipio.

Los ‘loureiros’ de Pontevedra deberán cumplir, por primera vez en su historia, con una serie de requisitos expuestos en la normativa municipal, en vigor desde abril del año pasado. La regulación establece, entre otras cuestiones, la obligatoriedad de que cada uno de estos establecimientos cuente con una póliza de responsabilidad civil de un mínimo de 90.000 euros, cumpla un horario establecido y se garanticen las condiciones higiénicas y sanitarias. Además, los propietarios de estos locales deberán acreditar a través del Rexistro Vitícola de Galicia que el vino que pondrán a la venta procede de sus propios viñedos, además de colocar una rama de laurel en el exterior del establecimiento y el distintivo ‘Furanchos de Pontevedra’ en el interior.

Fuentes del Gobierno local aseguran que podría invalidarse alguna de las solicitudes en estudio debido al incumplimiento de criterios como la prima de producción (la cantidad de litros que comercializarán) o la contratación de un seguro. Las mismas fuentes adelantan que existen más ‘furancheiros’ interesados en vender el excedente de sus cosechas en zonas como Cerponzóns.

Las tapas

La ordenanza que por primera vez regula la actividad de los furanchos en Pontevedra, la primera normativa de este tipo desarrollada en Galicia, ha sido copiada por otros concellos de la provincia. La regulación local establece, además de la comercialización de vino, la posibilidad de servir hasta cinco tapas en este tipo de locales: tabla de embutidos y quesos, oreja o chorizo, zorza o raxo, tortilla y pimientos de Padrón.

Los ‘loureiros’ podrán abrir un máximo de tres meses en horario de 17.00 a 1.00 horas de lunes a jueves, de 17.00 a 1.00 los viernes y vísperas de festivos, de 12.00 a 1.00 los sábados, y de 12.00 a 00.00 horas los domingos y festivos.

José María Cortizo es uno de los ‘furancheiros’ pontevedreses que han presentado la solicitud para abrir su local en el lugar de Pintos, en Marcón. «Espero que me acepten todo o que lles enviéi. Aínda que non me den o visto bo antes do 1 de marzo tampouco importará, porque eu penso abrir o local a partires do 15 de maio», explica.

Este pequeño productor calcula que con la cosecha del año pasado podría vender hasta 4.000 litros de vino. «Evidentemente non o porei todo á venda, porque senón non me quedaría viño para a casa», apunta Cortizo, que asegura que en Pontevedra no existe ningún ‘loureiro’ abierto en la actualidad. «Noutros municipios, como en Vilaboa, si».

El concello capitalino registró durante 2012 una actividad no declarada de unos 40 furanchos, según fuentes del propio sector. Esta cuestión no debería volver a repetirse con la nueva ordenanza local, que prevé la creación de un Rexistro Municipal de Furanchos e Loureiros que gestionará el servicio municipal de Urbanismo. El control del cumplimiento de los requisitos legales corresponderá al Concello, en primer término, y a los inspectores de Turismo, en segundo término.

José María Cortizo, que prevé abrir su furancho en Pintos a partir del 15 de mayo, espera comercializar algo menos de 4.000 litros de vino

Dieciocho furanchos solicitan licencia para abrir sus puertas a...
Comentarios