sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Dónde aparcar en la ciudad sin ORA

Señal que informa sobre los horarios de la zona de servicios. lorena castro
Señal que informa sobre los horarios de la zona de servicios. lorena castro

Encontrar una plaza libre en el centro de la Boa Vila puede llegar a ser complicado, pero hay muchas opciones para poder disfrutar de la zona vieja, entre ellas los parkings disuasorios, el uso adecuado de las zonas de servicios o aparcar en uno de los 15 parkings privados existentes en el centro

Aparcar en el centro de Pontevedra puede llegar a ser complicado si no se conoce la ciudad, especialmente debido a la falta de información sobre ello en la red. Muchos de los visitantes están acostumbrados a un modelo de ciudad en cual para poder aparcar hay que pagar, típico de la mayoría de las grandes ciudades españolas, pero se puede encontrar plazas de aparcamiento porque al tener que abonar una tarifa es fácil encontrar plazas libres. Pontevedra, sin embargo, apostó por un sistema urbano que apoya la posibilidad de que todos los ciudadanos, independientemente de su status económico, puedan aparcar en el centro, eso sí, dentro de unas limitaciones.

La Boa Vila puede enorgullecerse de ser una ciudad sin ORA, ordenanza reguladora de aparcamiento también conocida como ‘zona azul’, frente a otras grandes ciudades gallegas como Vigo, Santiago de Compostela, A Coruña, Ourense o Lugo, que sí cuentan con este sistema de pago por aparcar en el centro de la ciudad.

Todo aquel que se acerque a Pontevedra puede intentar aparcar en las zonas de estacionamiento libre que se encuentran situadas en diferentes puntos del centro, por ejemplo en la Praza de Barcelos, pero para poder disfrutar de las mismas hay que tener mucha suerte y tacto para tratar con los ‘gorrillas’. Cruzando el río Lérez la posibilidad de encontrar plazas libres aumenta ya que no están tan demandadas. Los ciudadanos que no corran esta suerte y necesiten hacer algún recado en el centro tienen que hacer uso de las zonas de servicio y procurar no aparcar en las zonas limitadas exclusivamente a carga y descarga.

15 minutos

Aparcar en zonas de servicios es la mejor alternativa para los residentes que necesiten realizar algún recado, eso sí rápido, en el centro. El concepto servicios incluye todo lo necesario para mantener la actividad económica y residencial de la ciudad y, por lo tanto, incluye actividades de carga y descarga, mensajería, reparto a domicilio o mudanzas, entre otros. Este estacionamiento es gratuito para todos los vehículos durante los primeros 15 minutos, mientras que los vehículos destinados a carga y descarga tienen permitidos 30 minutos. El incumplimiento de la normativa está considerado como una falta leve por la Policía Local, pero está sancionado por una multa de 100 euros y la posible retirada del vehículo mediante una grúa.

Las plazas de parking habilitadas en perímetro urbano son aproximadamente 1.210, aunque no están contabilizadas, frente a las mas de 4.450 plazas en parkings privados.

La posibilidad de aparcar con más tranquilidad en parkings privados es una opción para hacerlo en el centro de Pontevedra, sumado a la amplia variedad de localizaciones.

La Boa Vila cuenta con quince parkings céntricos privados: Barcelos (600 plazas), México (200 plazas), Plaza (125 plazas), Alameda (366 plazas), Central (415 plazas), Costa Giráldez, Centro Ciudad Veteris (450 plazas), Santa Clara (203 plazas), Zona Monumental (220 plazas), Venezuela (250 plazas), Campolongo (709 plazas), Praza España (317 plazas), Gran Garaje (75 plazas) y Miranda (120 plazas). El precio de la hora en la mayoría de estos aparcamientos oscila entre 1 y 1,10 euros, aunque el importe final está facturado por minutos.

La gran mayoría ofrece abonos mensuales para aquellos que prefieran pagar de esta manera, llegando muchos de ellos a superar el centenar de usuarios abonados, lo que muestra lo popular que es esta alternativa de estacionamiento para la gente que se acerca a Pontevedra a diario por motivos laborales o de ocio.

Se ofrecen todo tipo de abonos dependiendo de las necesidades del cliente: abonos 24 horas, día, de noche, o de tarde. Los abonos más solicitados son los abonos 24 horas. El precio de estos oscila entre 115 y 60’50 euros dependiendo del parking. Los abonos de día y de tarde presentan una gran variedad de horarios y precios. Se ofrecen abonos de 7.30 a 22.00 horas, abonos exclusivamente de tarde o de noche (20.00 a 9.00 o de 22.00 a 9.00 horas), y algunos tienen la opción de adquirir un abono por horas que se va gastando con el uso.

LOW COST

El concepto ‘low cost’, anglicismo que significa bajo coste, ha invadido todo tipo de sectores, desde tiendas de moda y aereolíneas y hasta parkings. No todos los estacionamientos de Pontevedra se definen como aparcamientos de bajo coste, pero una gran mayoría se apunta a ofrecer ofertas muy competitivas. Algunos de ellos ofrecen tarifas diarias de 6 euros como oferta sujeta a restricciones, pero por lo general el resto ofrece tarifas diarias de entre 9 y 12 euros como máximo.

El parking situado en la calle Antón Fraguas 7, cercano al Hospital Provincial, sí se define como un estacionamiento ‘low cost’. El año pasado para las Fiestas de la Peregrina ofertó plazas de estacionamiento durante todo el día por 3 euros mientras durasen los festejos.

Las posibilidades de aparcamiento aumentan en las zonas conocidas como disuasorias. Se trata de parkings alrededor de la ciudad en los que el usuario puede estacionar su vehículo gratis durante 24 horas. Todos aquellos que se acerquen a Pontevedra podrán aparcar en uno de los siete, y próximamente ocho, aparcamiento disuasorios: Recinto Ferial (470 plazas), Pabellón de Deportes (275 plazas), Mollavao, Pasarón, barrio de A Parda,Puerto As Corvaceiras (160 plazas) y Alexandre Bóveda (155 plazas). Muchos de ellos se encuentran a 10 o 15 minutos andando del centro. Otra opción para asegurarse una plaza de aparcamiento en el centro durante los días más demandados es el alquiler de una plaza de garaje. Los precios de este tipo de alquiler varían mucho según la localización de la plaza. En Internet se ofrecen por 40 y 60 euros mensuales.

Zonas de carga y descarga

Según la normativa establecida, la mayoría de las zonas de carga y descarga funcionan entre las 8.00 y las 13.30 horas y entre las 16.30 y las 21.00 horas, de lunes a sábado. Las restricciones horarias cambian en la zona vieja, siendo en días laborables de 8.00 a 12.00 horas y de 16.00 a 18.00 horas. Asimismo, cada conductor dispone de 30 minutos para el traslado de mercancías mientras que no sean usados turismos o vehículos que están destinados al transporte de personas. Pontevedra tiene horarios muy flexibles en comparación con otras ciudades gallegas

El incumplimiento de está normativa está considerado una falta grave, sancionada con aproximadamente 200 euros.posible retirada del vehículo con una grua.

Dónde aparcar en la ciudad sin ORA

Comentarios
ç