lunes. 20.09.2021 |
El tiempo
lunes. 20.09.2021
El tiempo

El Sergas invierte en Pontevedra 611 euros por habitante, la cifra más baja de Galicia

Hospital de Montecelo. javier cervera-mercadillox
Hospital de Montecelo. javier cervera-mercadillox

PONTEVEDRA. El área sanitaria de Pontevedra contará en 2014 con una inversión del Sergas de 611 euros por paciente, la media más baja de toda Galicia para un complejo sanitario público.

Tan solo el centro concertado de Povisa dispondrá de un promedio menor, de 540 euros por usuario, que requiere de unos cuantos matices. El personal sanitario del policlínico vigués también presta atención privada, por la que recibe ingresos, y el cómputo de la media obvia los fondos que recibe «polos servizos nos que é referencia».

Así lo advierte la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública en un informe sobre la ‘Privatización ilexítima do Sergas’, en el que examina las cuentas públicas, la externalización de servicios y los peligros que acechan al personal facultativo.

Uno de los ejes del documento son las diferencias presupuestarias que existen entre las distitntas áreas de Galicia y que, según la federación, podrían agravarse con la reordenación del mapa sanitario. El mejor ejemplo se encuentra en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS), cuya media de inversión de 708 euros por paciente (casi 100 más que la del Área de Xestión Integrada de Pontevedra y O Salnés), podría «aumentar» a costa de los usuarios pontevedreses.

«El problema se va a agudizar, porque cerca de 300.000 pacientes del área Norte de la provincia se van a trasladar a Santiago. Por tanto, el dinero que estaba previsto invertir en estos pacientes pasará al CHUS y provocará una merma en los centros de Pontevedra y O Salnés», advirtió ayer el portavoz de la plataforma SOS Sanidade Pública, Manuel Martín.

Listas de espera

El hecho de disponer de la inversión por paciente más baja contrasta con los resultados cosechados durante los últimos años por el Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP), ya que dispone de las listas de espera más cortas de Galicia.

Para entrar en quirófano los pontevedreses aguardan unos 34,1 días, frente a los 67,8 de media de Galicia, y para acceder a una consulta 26,4 días, frente al promedio gallego, de 49,5.

Sanidade Pública evita hacer pronósticos sobre la evolución de las mismas, si bien insiste en que los derroteros de la sanidad «dejan muy pocos fondos para su funcionamiento». Como prueba alude a los presupuestos del Sergas que, valorados en 3.326 millones de euros, sufren un recorte de 380 millones respecto al año anterior y solo destinan un 5% a «infraestructuras y funcionamiento».

«La mayor partida (1.624 millones) es para pagar el canon a las empresas privadas por la externalización de servicios, un sistema que multiplica los gastos de la gestión pública y que obliga a reducir el dinero del gasto corriente y de personal», subrayó Martín.

El informe de la plataforma cita hasta 25 ejemplos de prestaciones sanitarias que están en manos de entidades privadas. Entre ellas menciona las tareas de logística adjudicadas a ‘Severiano Servizo Móbil’, la empresa que custodiaba las historias clínicas del CHOP cuando resultaron calcinadas en 2004: «Se trata de un servicio que antes realizaban 200 trabajadores del Sergas y que ahora será desempeñado por una empresa a través de un canon de 88 millones».

La privatización de la alta tecnología es otra de las denuncias de Sanidade Pública, dada la entrada en funcionamiento del «socio tecnológico». Según la plataforma, el Sergas ha llegado a un acuerdo con los fabricantes de los aparatos médicos, de manera que serán estos los que decidan el número de máquinas que se instalarán en los hospitales y su coste. «Las empresas van a hincharse a ganar dinero», auguró su portavoz.

La contratación de centros móviles para el rural también suscitó críticas en la plataforma, al igual que las unidades de gestión clínica, «una fórmula que pretende crear microempresas en los hospitales y laboralizar al personal sanitario, acabando con la figura del funcionario». «Podrán ser despedidos», concluyó Martín.

El Sergas invierte en Pontevedra 611 euros por habitante, la cifra...
Comentarios
ç