Elnosa anuncia que firmará un acuerdo con la Xunta el próximo 11 de octubre

Fábrica de Elnosa. david freire
photo_camera Fábrica de Elnosa. david freire

PONTEVEDRA. La hoja de ruta de Elnosa hacia un nuevo emplazamiento parece empezar a aclararse. Una representación de la clorera viajará a Galicia el próximo 11 de octubre para «firmar un acuerdo» con la Administración autonómica, un pacto que podría marcar un antes y después en el futuro de la fábrica.

Así lo informaron ayer fuentes de la empresa, en la que parece ser la antesala de un acuerdo definitivo para trasladar la clorera fuera de Lourizán. Responsables de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas evitaron confirmar la fecha, pero admitieron que las conversaciones mantenidas con la factoría «van en la buena dirección».

Estos mismos responsables confirmaron que la propuesta que está encima de la mesa contempla «dos asuntos fundamentales». El primero: que Elnosa abandone la ría antes de 2018, año en el que terminan las concesiones en el dominio público marítimo-terrestre otorgadas al amparo de la anterior Ley de Costas.

El segundo condicionante es que la empresa se traslade a un lugar dentro de la comarca pontevedresa, «para conservar puestos de trabajo y fijar empleo». ¿Dónde exactamante? Es algo que ninguna de las partes se aventura a desvelar. En el aire siguen posibles ubicaciones como el polígono de Barro-Meis (con la práctica mayoría de las parcelas disponibles), el polígono de A Reigosa o los terrenos que llegó a barajar en su día el alcalde de Cotobade, Jorge Cubela, para albergar a Ence.

El polígono de O Campillo es quizás el que tiene menos probabilidades, dadas las claras desavenencias entre el Gobierno local y la empresa, pero tampoco puede quedarse al margen del abanico de aspirantes. Las elecciones municipales serán en mayo de 2015.

Pros y contras

Según ha comunicado Elnosa a los trabajadores de la planta pontevedresa, «el traslado es viable». Sin embargo, cuando son los propios operarios los que se pronuncian, el cambio de ubicación queda en entredicho, al menos en un futuro próximo.

Más de uno estima que «ahora mismo el traslado es complicado, porque no hay ayudas y la Xunta ya nos dijo que había fondos para respaldar el cambio de ubicación», explicó uno de los trabajadores.

Por ello, los asalariados abogan por intentar aprovechar al máximo las nuevas posibilidades que arroja el recurso contencioso presentado por la empresa contra la última Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedida por la Administración autonómica, que limita la actividad hasta 2014.

Dicho recurso podría ampliar el plazo hasta 2018 y probablemente lo haga. La empresa alega que la Xunta ha sido demasiado restrictiva a la hora de aplicar la directiva europea que obliga a eliminar el mercurio en el proceso de producción antes de 2020, y la propia Consellería admite que ha recortado los tiempos demasiado.

Por otra parte, los trabajadores han consultado a abogados y sindicatos y la conclusión es la misma, es decir, que «la Xunta no está en diposición de ordenar el cese de actividad en 2014». Esta circunstancia refuerza la posibilidad de ganar y tiempo y retrasar el traslado «hasta 2017 y 2018, cuando quizás la situación mejore y sea más fácil afrontar un reemplazamiento», apuntó uno de los operarios consultados.

Ahora bien, esta tampoco es la única opción que se comenta puertas adentro de la factoría. La posibilidad de cambiar de tecnología para permanecer en Lourizán también se baraja dentro del colectivo de trabajadores.

La nueva Ley de Costas abre la puerta a ampliar las concesiones que caducan en 2018 durante 75 años más y, según han podido conocer algunos operarios de la clorera, varias industrias europeas han empezado a reclamar una prórroga de la directiva europea para poder seguir trabajando con mercurio más allá de 2020.

Además, cabe recordar que el grupo portugués CUF-Químicos Industriais, propietario de Elnosa, suscribió un acuerdo voluntario ante las administraciones estatal y autonómica para instaurar la tecnología de membrana y reducir emisiones progresivamente.

Comentarios