miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Estudian acusar al funcionario que no detectó el GPS de Maximino Couto

Herminia Buceta (derecha), junto a su abogado y una familiar
Herminia Buceta (derecha), junto a su abogado y una familiar

El abogado de la ex mujer de Maximino Couto Durán, Herminia Buceta, estudia acusar al funcionario de la Unidad Central de Vigilancia Electrónica (UCVE) de Instituciones Penitenciarias que el sábado 29 de noviembre no detectó la alarma del GPS del homicida confeso. Este error posibilitó que el agresor se aproximara en exceso a la zona de exclusión que rodea la vivienda de su ex esposa con intención de acabar con la vida de ésta y atacara a dos de sus vecinos y a un agente de la Policía Nacional.

En concreto, el abogado de la ex mujer de Maximino Couto analiza la posibilidad de incluir al funcionario de Instituciones Penitenciarias como imputado en el procedimiento contra el homicida confeso, en el que ya en su día anunció que se presentarían como acusación particular.

Según ha trascendido, estudian acusarlo de comisión de un delito por omisión, al entender que al no reaccionar ante la alarma del GPS pudo ser,en parte, responsable del balance final de las acciones de Maximino Couto en Mourente: tres heridos graves. En relación con la muerte de la pareja sentimental del detenido, María Rosario Peso André, consideran que el GPS no podría haber evitado el homicidio, pues esta mujer no había denunciado nunca violencia de género ni estaba protegida por orden de alejamiento.

La defensa de la ex mujer de Couto Durán considera sancionable que el funcionario de Prisiones no reaccionase ante la alarma del dispositivo GPS del homicida, pues, según el informe elaborado por la Dirección General, a las 16.36 horas del 29 de noviembre, Maximino Couto, que estaba cumpliendo condena por violencia de género en A Lama, se desprendió del emisor-receptor del GPS. «Esa incidencia generó una alarma que se recogió inmediatamente mediante una señal en la Unidad Central de Vigilancia Electrónica. A pesar de que el dispositivo electrónico funcionó correctamente, la alarma no fue detectada por los funcionarios del servicio», concluye el informe.

Esta versión de los hechos no coincide, sin embargo, con la facilitada por los sindicatos CSIC y Acaip, que señalaron que el sistema marcó a las 17.00 horas que el preso estaba ‘desaparecido’, pero «el funcionario intentó entrar en el sistema para comprobar la incidencia, sin poder acceder de forma inmediata, ya que necesita rearmar el sistema tres veces, debido a fallos del mismo».

Estudian acusar al funcionario que no detectó el GPS de Maximino Couto
Comentarios