viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

Expertos consideran que Xaqui asumió el papel protector al ver a la niña sola

La actitud del pastor alemán de María Pazos, la niña de cuatro años que se perdió anteayer en los montes de Salcedo (y que apareció una hora y media después en Lourizán) es ''normal en este tipo de perros en esta situación'', según asegura el presidente del Colegio de Veterinarios de Pontevedra, Luis Núñez.

La perra, de tres años de edad, no se separó en ningún momento de la pequeña durante el tiempo que ambos estuvieron solos en los bosques de Salcedo. Núñez explica que ''estos animales han pasado a ser animales afectivos, más que de compañía. Establecen unos vínculos muy fuertes con sus propietarios. Los animales son conscientes del peligro, y en este caso (Xaqui) se dio cuenta que estaba en un entorno natural, que no es el normal. Además, la perra sabía que a la niña nunca la habían dejado sola, que siempre estaba en compañía de un adulto. Entonces asumió ese papel de protección, viendo que no estaba en su entorno natural. Si estuviesen en casa sería diferente, se pondría a jugar o a hacer otras cosas, pero al estar fuera está alerta y entiende que es responsable de cuidarla''.

Respecto a las características concretas de la raza, Núñez indica que el pastor alemán ''es un perro muy fiel y adaptado a la familia. Hay otras razas más independientes, que van más a lo suyo, pero el pastor alemán es inteligente, y la labor que hizo es propia de él. Es una de las razas que mayor abnegación y fidelidad muestra hacia sus amos, por lo que es considerado uno de los perros de mayor utilidad para el hombre y es uno de los más populares''.

Xaqui, horas después de los hechos, jugaba en su casa como si no hubiese ocurrido nada tan solo unas horas después del suceso, dando a entender que no había hecho nada extraño para ella.


Expertos consideran que Xaqui asumió el papel protector al ver a la...
Comentarios