sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Fiscal y peritos discrepan sobre el valor real de la 'Casa del médico' de Portonovo

La alcaldesa de Sanxenxo, Catalina González (izquierda), contestando a las preguntas de los abogados de la defensa (Foto: MB)
La alcaldesa de Sanxenxo, Catalina González (izquierda), contestando a las preguntas de los abogados de la defensa (Foto: MB)

PONTEVEDRA. La tercera jornada del juicio contra el narco Antonio Carballa y otros cinco acusados por blanqueo de capitales se convirtió ayer en un toma y daca entre los peritos económicos propuestos por la defensa y el fiscal Antidroga, Luis Uriarte. En el centro de la polémica: la correcta tasación de la conocida como 'Casa do médico' o 'Casa de Don Fernando' de Portonovo, propiedad que el matrimonio imputado vendió en 1994 a una promotora y ésta, a su vez, al Concello de Sanxenxo en 2006 para convertirla en un centro social y museístico.

El inmueble había sido comprado por Antonio Carballa en 1994 por 30 millones de pesetas. Diez años después, negoció con una promotora una permuta por siete pisos en Sanxenxo, con sus correspondientes bodegas y garajes. Al mes siguiente de cerrarse la operación, entró en escena el Concello sanxenxino, que adquirió el conjunto previo pago de 1,2 millones de euros.

La estrategia de las defensas consistió en intentar demostrar que la finca tenía un valor sensiblemente inferior al estimado por el Ministerio Público. Uno de los empresarios barajó una cifra cercana a los 720.000 euros, pero fue un arquitecto el que más desencajó al fiscal, al tasar la edificabilidad del solar en 286.000 euros (cifra de 2004). "Hay datos que no me cuadran, como que en diez años solo se hubiese revalorizado un 62% cuando otros terrenos próximos superaron con creces ese porcentaje", espetó Uriarte.

Para desmontar ese informe, la acusación simplemente sumó el coste de cada uno de los pisos de la permuta (a precio de mercado), obteniendo una cifra cercana al 1,1 millones de euros, "mucho más parecida a la tasación que hicieron Concello y Xunta".

El perito, desconcertado ante el demoledor dato, dijo desconocer los parámetros que habían utilizado los técnicos municipales, pero finalmente admitió que "puede que mi tasación esté mal".

Catalina González. Uno de los testigos que ayer prestaron declaración fue la actual alcaldesa de Sanxenxo, Catalina González Bea (PP), que ratificó tanto la operación de compra de la 'Casa de Don Fernando' como el interés que el Concello venía mostrando desde el año 1995 en adquirir el inmueble.

"Entre 1995 y 1999, con el Gobierno del PSOE, se mantuvieron contactos con la familia para comprarlo, pero no cristalizaron", apuntó. El atractivo radicaba, según detalló al Tribunal, en que era "una de las pocas casas del centro de Portonovo con jardín".

El interventor sanxenxino también declaró ayer que buena prueba del interés municipal por la vivienda "es que se incluyeron partidas en dos presupuestos para su compra". Añadió que "había sido de un médico importante de la zona y el objetivo era convertirla en entorno museístico".

Los últimos peritos que ayer testificaron en la Audiencia Provincial (y con quienes también se las vio por momentos el fiscal) profundizaron en la riqueza del matrimonio formado por Antonio Carballa y María Luisa González.

Uno de ellos, ingeniero agrónomo, cuantificó las propiedades de la pareja en 66 fincas rústicas y urbanas, que le reportan unos beneficios netos de 11.536 euros al año, cantidad con la que el Ministerio Público discrepó abiertamente. "Es gente que se mueve sin apenas gasto porque practica una economía de autoconsumo y puede generar grandes beneficios", justificó el perito.

Fiscal y peritos discrepan sobre el valor real de la 'Casa del...
Comentarios