Jueves. 15.11.2018 |
El tiempo
Jueves. 15.11.2018
El tiempo

Gonzalo Arca: ''Sé lo que quiero y lo que tengo que hacer para conseguirlo''

‘alone at the Crossroad’ es como se sentía Gonzalo Arca (Vilagarcía, 1983) cuando compuso los temas del álbum con el que debuta en solitario. Se trata de seis canciones que ven la luz en un CD que ha publicado tras una campaña de micromecenazgo en la que se jugó el todo por el todo. «Afortunadamente salió bien y aquí está el resultado». El que fuera vocalista de Vado Permanente, The Preachers y Sugar Mountain, ganador del Fest 2013 del Local de Música, presenta ahora en directo, arropado por una banda, este proyecto del que es el único responsable. El sábado está en la sala Karma (22.00 horas; entrada anticipada en El Pequeño: 6 euros).

¿Qué es ‘Alone at the Crossroad’?

Es mi primer trabajo en solitario, un disco que camina entre el soul, el rock, el blues, mis influencias americanas, y un contrapunto pop, que lo hace más digerible.

¿Está en una encrucijada?

Me pareció un buen concepto para bautizar mi primer álbum. Ahí estoy, en la encrucijada, solo ante la incertidumbre de saber si seguiré avanzando y hacia dónde.

Después de militar en varias bandas, se lanza en solitario. «Sé a dónde quiero ir y prefiero no depender de nadie», ha dicho. ¿No echa de menos un grupo detrás?

En realidad, ahora viajo con mi propia banda. El concierto de Pontevedra va a ser con banda. En total seremos seis sobre el escenario. Pero sí, el proyecto es solo mío. Sé lo que quiero y lo que tengo que hacer para conseguirlo. En una banda todo es más complicado porque hay que tener en cuenta los intereses y opiniones de todos los miembros. Evidentemente surgen encontronazos, problemas... He eliminado todo eso. Aquí tomo las decisiones por mi cuenta y riesgo.

En su banda actual milita al menos un pontevedrés, Jesús Vidal.

Sí, Jesús Vidal, que toca el bajo conmigo, es el guitarrista y cantante de Jhonander. Luego están Antonio Casado ‘El Abuelo’, guitarrista de Cornelius; Pablo Pérez, guitarrista de Lisa & The Lips, un grupo en el que milita la cantante de The Bellrays; el pianista de jazz de O Grove Seir Caneda, y el batería ourensano Tom Risco.

Solo no está.

Sí, hace tiempo que hacemos la broma de que estoy de todo menos solo en el cruce de caminos.

Presentó el disco en Vilagarcía, y ahora inicia una gira por Galicia.

Exacto. Empezamos la gira este fin de semana. Mañana [por este viernes] tocaremos en la sala Sónar de Santiago y el sábado en la sala Karma de Pontevedra. Luego retomamos los conciertos los días 6 y 7 de marzo en La Fábrica de Chocolate de Vigo y en la sala Berlín de Ourense. Tenemos pendientes las fechas en A Coruña y Lugo. El siguiente paso será lanzar el trabajo fuera de Galicia, en Madrid, Barcelona y dónde podamos. También habrá que ir pensando en festivales y en ir abriendo camino hacia afuera para darnos a conocer un poco.

Sus letras son de carácter íntimo.

Sí, es cierto. En este disco sí. Cuando empezaron a surgir las canciones estaba un poco ‘flojete’, la verdad. Empecé a componer en base a mis sentimientos y creo que en los temas se refleja bastante bien mi estado de ánimo, aunque en algún tema me voy viniendo arriba. Esperemos que en el siguiente disco cambie el tercio.

¿Funcionó el disco a modo de catarsis personal?

Al coger la guitarra, te sale lo que hay en cada momento.

Parecen temas muy apropiados para presentar simplemente con una guitarra, en formato acústico, y, sin embargo, prefiere rodearse de una banda.

Sí, en directo el disco se viene arriba. Son temas que valen exactamente igual para hacer solo con una guitarra como para reforzar con una banda, que te da otros matices y otros colores.

¿Sigue haciendo versiones de los clásicos que le gustan en directo?

Sí, sigo. Para estos conciertos hemos preparado, además de los seis temas del disco, alguno más que no se llegó a grabar y versiones de clásicos de Dylan, los Beatles y alguna sorpresa.

He leído que le gustaría compartir escenario con Eric Clapton y Rob Stewart, pero también con Xil Ríos y Manolito ‘El Pescador’. ¿Tiene mucho sentido del humor o un gusto realmente ecléctico?

Las dos cosas. Me encantaría compartir escenario con cualquier persona que se atreve a subir ahí arriba y dar lo mejor de sí. Xil Ríos y Manolito ‘El Pescador’ son dos grandes.

¿Qué tal la experiencia del crowdfunding?

Pues la verdad es que es algo que está muy bien tanto para grupos emergentes como para bandas consolidadas. Se trata de presentar un proyecto y que la gente te apoye directamente y por adelantado. Es verdad que cuando me metí en esto tenía esas dudas lógicas de si la historia saldría bien o me iba a quedar a mitad de camino, pero tuve suerte: todo el mundo se volcó. Gracias a toda esa gente aquí está ‘Alone at the Crossroad’. Estaré eternamente agradecido.

Solo en la encrucijada en todos los sentidos.

Efectivamente. Así todo es mucho más arriesgado. Pero el grado de satisfacción es mucho mayor.

¿Pero había un cierto desengaño con la industria para meterse en algo así o no tuvo nada que ver?

No, yo no estoy desengañado con la industria porque tampoco he llegado a tener nunca relación con ella. Solo con Vado Permanente estuvimos a punto de firmar por una multinacional y finalmente se anuló. Tal y como está la cosa hoy en día, yo creo que lo mejor que puedes hacer es autogestionarte y buscarte la vida como puedas para darte a conocer. Si después, a base de ir dando pequeños pasos, llega una oportunidad y alguien apuesta por ti y por lo que haces, fenomenal. Pero, en principio, el que tiene que mover el culo aquí soy yo. Sin duda.

Gonzalo Arca: ''Sé lo que quiero y lo que tengo que hacer para...
Comentarios