sábado. 19.10.2019 |
El tiempo
sábado. 19.10.2019
El tiempo

Juan Taboada: "El periodo cálido y seco se alarga hasta finales de septiembre"

Juan Taboada. ADP
Juan Taboada. ADP

El verano gallego se hace de rogar en plena subida de temperaturas por el calentamiento global. MeteoGalicia explica la situación anómala de este año y da previsiones poco alentadoras en cuanto a la crisis climatológica. Los expertos concluyen los estudios con un pronóstico plagado de fenómenos extremos y temperaturas elevadas

El cambio climático radicaliza la estación estival con un aumento de las temperaturas y la prolonga un mes más de lo habitual. La tendencia en Galicia cumple con esta afirmación, a pesar de las irregularidades de este año en el que no podemos disfrutar del anticiclón de las Azores plenamente. Según MeteoGalicia, la canícula -periodo de temperaturas más elevadas del año-, se prolonga hasta septiembre, dato que también confirma la AEMET. Por esto, el noveno mes, se convierte en opción vacacional y aumenta la afluencia del turismo litoral, que en 2017 supuso el 40% del turismo total de la comunidad. Juan Taboada (MeteoGalicia), habla en esta entrevista de la situación meteorológica actual, que define como "anómala" dada la tardanza del aumento de temperaturas. Explica el rumbo que están tomando los veranos por la influencia del calentamiento global según los datos disponibles y comenta brevemente las consecuencias a nivel autonómico.

"Este verano está tardando en llegar por una masa de aire frío que bloquea el anticiclón"

¿Por qué está tardando tanto la sensación de verano?

En Galicia hay que tener en cuenta las influencias atlánticas, pero también continentales de Europa y africanas. Los pronósticos a más de 10/15 días no suelen funcionar. Podemos hablar de promedios de 1 o 3 meses e intentar ver si el verano puede ser un poco más cálido o más frío. Cuando junio los pronósticos apostaban por un verano un poco más cálido que la media y relativamente normal en cuanto a lluvia. Por ahora este pronóstico no se está cumpliendo, esto no quiere decir que la segunda quincena de julio y agosto puedan ser secas y cálidas y al acabar el periodo el verano fuese como se suponía, pero no está pasando esto. La circulación atmosférica en el hemisferio norte está siendo anómala. Están llegando influencias del norte en puntos más al sur de lo normal, y al revés. Aquí en la zona del Atlántico Norte hay una masa de aire frío que lleva siendo persistente varias semanas, impide que el anticiclón de las Azores se asiente y tengamos días consecutivos de sol y buenas temperaturas que es lo que esperaríamos en esta época del año.

¿Se espera alguna ola de calor similar a la del año pasado?

No se puede descartar. La atmósfera es un sistema muy dinámico, que no tiene memoria, ahora parece que el verano no arranca pero no se puede descartar que cuando lo haga podamos tener influencias del norte de África y haya episodios de temperaturas extremas e incluso olas de calor, aunque por el momento no se ve. Esta semana suben las temperaturas con un repunte en jueves y viernes aunque luego se truncará en el fin de semana y bueno a partir de ahí queda mucho verano por pasar. Queda lo que es la canícula, entre el 15 de julio y el 15 de agosto, la época en la que normalmente las temperaturas suelen ser más elevadas y a partir de ahí, habrá que estar pendientes de los pronósticos día a día, semana a semana y ver si se puede concretar un episodio largo de temperaturas extremas o no.

En cuanto a la canícula, ¿Cabe la posibilidad de que en estos últimos años se esté alargando un poco hacia septiembre?

Sí, eso es así. Lo que estamos viendo es que los veranos también tardan en arrancar y las primaveras están siendo muy cambiantes, muy variables. Hay un efecto que ya era esperado del cambio climático que es que las situaciones meteorológicas se vuelven más extremas. Tarda en arrancar pero después se van alargando. Estamos viendo como los otoños, entendiendo por otoño a partir del 1 de septiembre, cada vez tienden a ser más cálidos y secos y hay años que al final octubre sigue siendo un mes en el que las temperaturas son elevadas. No quiere decir tampoco que este año vaya a ser así pero sí que los otoños fríos empiezan a ser ya rareza en Galicia.

"Las lluvias se volverán irregulares, con más torrencialidad y periodos secos más prolongados"

¿Cómo afecta el cambio climático a las principales actividades económicas como pesca y agricultura?

No es nuestro campo de especialización pero en cuanto a la parte de meteorología, ya lo llevamos viendo y estudiando: Se espera un aumento de las temperaturas, que será más marcada en el verano y el otoño. Las lluvias se volverán algo más irregulares, con algo más de torrencialidad y periodos secos un poco más prolongados. Lógicamente esto tiene repercusiones en el sector primario, pero dependerá de cada sector en concreto y zonas en concreto. Todo lo que sea salirse de la climatología promedio va a afectar tanto en agricultura, como en ganadería y en el mar en la pesca, acuicultura y marisqueo, que en los próximos años y décadas se puede ver afectado.

¿Y en los incendios forestales?

No es tampoco nuestro campo de actuación, pero si el verano comienza a alargarse, el periodo propicio para los incendios también lo haría y si las situaciones se vuelven más extremas también esto puede influir en los incendios. En definitiva sabemos que las temperaturas aumentan, que los veranos se prolongan, y que los fenómenos extremos como tuvimos estos últimos principios de otoño de tormentas tropicales acercándose a Galicia, se vuelve más probable, pero no quiere decir que vaya a pasar todos los años pero a medida que avanzan los años y las décadas todo esto sí se puede volver más habitual.

La AEMET registra, en su último estudio, cinco semanas más de verano respecto a los años 80

El 27 de marzo la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) publicaba un adelanto del informe Open Data Climático en el que se analizan las consecuencias del cambio climático a nivel nacional. El resultado del estudio refleja una subida de temperaturas consecutivamente desde 1971, con mayor intensidad durante el Siglo XXI. Del mismo modo, se aprecia esta subida por estaciones, siendo más acusada en la estival, que alarga el periodo de altas temperaturas y sequía hasta 5 semanas más de lo que solía ser habitual. Según el Informe de Efectos del Cambio Climático en España, el verano se alarga una media de 9 días por década.

La región del Mediterráneo es la parte más afectada por el calentamiento global en España. En ella, las noches tropicales-superiores o iguales a 20ºC-han llegado a superar las 60 al año. Además, la expansión termal contribuye a la subida del nivel del Mar Mediterráneo 3,4 mm por año.

Otro fenómeno destacable es la llamada "isla de calor" que se forma en las grandes ciudades. Se trata de la diferencia positiva de las temperaturas en el centro de la urbe respecto de la periferia.

Es notable de noche y supone un riesgo para la salud. Según la AEMET al rededor de 32 millones de personas ya se han visto afectadas.

Juan Taboada: "El periodo cálido y seco se alarga hasta finales de...
Comentarios