La Brilat deja fuera de su franja de seguridad todas las casas colindantes

Mapa del nuevo perímetro
photo_camera Mapa del nuevo perímetro

Ha tardado nueve meses y medio, pero el Ministerio de Defensa acaba de derogar la polémica orden ministerial que desde octubre de 2008 mantiene en pie de guerra a los vecinos de Pontevedra y Vilaboa contra la franja de seguridad de la base de la Brigada de Infantería Ligera (Brilat).

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer una nueva zona de protección que, según los estudios iniciales realizados por este periódico, deja fuera los núcleos habitados. La orden ministerial publicada el 8 de octubre de 2008 establecía una zona de seguridad de 300 metros alrededor de la base que despertó las críticas de todos los vecinos cuyas propiedades se incluían dentro del perímetro.

En respuesta a tales protestas, y cumpliendo el compromiso adquirido en su día por el director general de Infraestructuras del Ministerio durante una visita a Pontevedra, Defensa acaba de hacer pública una nueva zona de protección con unos límites mucho más reducidos. La orden ministerial dada a conocer ayer no se rige por el criterio de los 300 metros que marcaba la anterior, sino que adapta su diseño a la orografía del terreno de los tres municipios que rodean las instalaciones militares (Pontevedra, Vilaboa y Marín) y a las edificaciones ya construidas en sus inmediaciones.

Con tal premisa como punto de partida, en algunos puntos del perímetro el área de seguridad abarca hasta 300 metros de los límites del terreno de Defensa, pero en otros llega a acercarse hasta 100 o incluso 25 metros. Las estimaciones realizadas por Diario de Pontevedra en base a las coordenadas publicadas en la orden ministerial reflejan que el nuevo perímetro sigue, en muchos puntos, líneas naturales como laderas o caminos ya asfaltados y, a lo largo de toda la franja, respeta las viviendas próximas a la base General Morillo. Respetar esta premisa obliga a hacer curvas y variaciones muy abruptas.

Sin 300 metros

En las zonas del perímetro en las que no hay edificaciones, la franja sí respeta los 300 metros del área de seguridad próxima publicada en octubre de 2008, que ahora se deroga. Eso sí, aunque en algunas áreas de terreno también evitan parcelas y fincas particulares cultivadas, este criterio no se sigue a lo largo de todo el perímetro y algunas propiedades quedan incluidos en la franja de seguridad.

Comentarios