La CIG cuestiona la legitimidad moral de la continuidad de los presidentes de la Cámara de Comercio y de APEC

El responsable del sector de Construcción de CIG-Pontevedra, Xaquín Agulla, aseguró esta mañana que es "muy cuestionable" la continuidad del presidente de la Cámara de Comercio de Pontevedra, Ricardo Mirón, y el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción (APEC), Angel Fernández Presas, en sus respectivos cargos patronales ante la crisis que se vive en sus empresas constructoras.

Agulla indicó que por lo menos "a nivel moral la legitimidad de ambos en muy cuestionable", después de que la empresa de Ricardo Mirón, Casas Novas, haya anunciado su intención de disolver la sociedad y despedir a la totalidad de sus trabajadores y de que Indeza, propiedad de Fernández Presas, y que también está en proceso concursal, tenga previsto un ERE de extinción para 43 de sus trabajadores.

Aunque aseguró que "no es a la CIG a quien compete cuestionar las fórmulas de elección de nuestros contrincantes, ambos merecen una reprobación mayúscula por parte de los ciudadanos", al entender que existen "multitud de paralelismos" en ambas empresas, a las que acusó de presentar regulaciones de empleo "por una estrategia empresarial esperando momentos de bonanza, algo inadmisible desde el punto de vista social".

En este sentido, Xaquín Agulla pidió la colaboración de los concellos para que sólo adjudiquen obras y proyectos a empresas que estén cumpliendo los convenios colectivos y la legislación vigente, al contrario de Casas Novas e Indeza, a las que acusó de llevar a cabo "prácticas irregulares", ya que explicó que "quieren deshacerse de los trabajadores, contratar al personal en condiciones precarias y explotarlos con jornadas abusivas".

Comentarios