Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

La Fiscalía pide nuevas diligencias sobre el caso Sonia Iglesias

Aladro (i), Novo (a su lado) y otros fiscales, en la presentación de la memoria de la Fiscalía. GONZALO GARCÍA
Aladro (i), Novo (a su lado) y otros fiscales, en la presentación de la memoria de la Fiscalía. GONZALO GARCÍA

PONTEVEDRA. El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Pontevedra adelantó ayer, durante el acto de presentación de la memoria anual de la organización que dirige en la provincia, que han puesto en marcha una nueva hoja de ruta para intentar esclarecer la desaparición de Sonia Iglesias Eirín. Juan Carlos Aladro Fernández indicó que «se van a practicar nuevas diligencias» y desveló que tanto él como Carmen Novo, teniente fiscal (que comparte con él las investigaciones), han dado un paso adelante, coincidiendo con el traslado del asunto al juzgado de Violencia de Género por orden de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con el objetivo de impulsar el procedimiento hacia una posible calificación y apertura de juicio.

El fiscal jefe, que trabaja diariamente con informes que le remiten los funcionarios policiales con el objetivo de arrojar luz a los hechos, sospecha que varias personas pueden tener constancia de lo sucedido (más allá del único imputado hasta el momento, la expareja de la desaparecida, Julio Araújo), o al menos pueden conocer datos relevantes que sirvan para hacer avanzar las investigaciones abiertas.

Aladro se rodeó ayer de varios de sus compañeros de Fiscalía para presentar los datos referidos al ejercicio 2012 que, por orden del fiscal general del Estado, no pudieron ofrecer a la opinión pública antes de que él mismo presentase el balance del conjunto de España (que reveló hace escasos diez días). La nueva fiscal jefe del área de Vigo, Susana García-Baquero, y la teniente fiscal, Carmen Novo Colldefors, se sentaron a su lado en la sala de reuniones de la quinta planta del edificio judicial de A Parda. «Esto, aunque lleve mi firma, es fruto del trabajo de un gran equipo», dijo Aladro antes de iniciar la presentación de los datos.

De lo expuesto ayer, lo más destacable es el notable incremento de los delitos contra el patrimonio. «Han ascendido en su conjunto», admitió el fiscal jefe. Un 31 por ciento más de robos con violencia e intimidación, un 21 por ciento más de asaltos a viviendas habitadas y un 14 por ciento más de estafas son los datos más relevantes en este sentido. Aladro no se atrevió a vincular tales incrementos, cuantitativamente muy importantes, con la crisis económica, aunque tampoco descartó tal hipótesis. Otra modalidad de delito contra el patrimonio que creció sin control fue el robo de vehículos, cuyos casos aumentaron en más de un 41 por ciento, pasando de poco más de 500 a casi un millar, lo que supone tres episodios delictivos de este tipo cada día.

La Fiscalía pide nuevas diligencias sobre el caso Sonia Iglesias
Comentarios