La mercancía liberada del matadero municipal será 'carne de rebajas'

Camiones en el matadero el día de la apertura de cámaras. (Foto: Javier Cervera)
photo_camera Camiones en el matadero el día de la apertura de cámaras. (Foto: Javier Cervera)

La carne que permaneció sellada durante casi una semana en el matadero municipal ya está en los canales de distribución habituales. La cuestión a dilucidar ahora es de qué manera llegará al comprador final y a qué precio.

Responsables de la adjudicataria, Carnifex. S.L., aseguraron a este periódico que una semana de frío incluso ayuda a optimizar la carne y que los resultados de las analíticas de la Xunta acaban de cerciorar su buen estado. Sin embargo, al otro lado del mostrador la opinión difiere.

Parte del gremio de los carniceros exige un género excepcionalmente fresco que satisfaga a los paladares más exigentes. De hecho, muchos habían comunicado su intención de no recoger la carne precintada, aunque finalmente la mayoría se ha llevado las piezas a casa.

El letrado que representa a parte de los afectados, José Malvido, ha asegurado hoy que existe la posibilidad de rebajar el precio para garantizar una salida lo más ágil posible al mercado. El porcentaje del descuento es lo que queda entre interrogantes, ya que resulta muy difícil unificar criterios y cifras en un sector tan disperso.

El consumo propio es otra de las opciones que se barajan, si bien la Consellería de Sanidade subraya que la carne cumple con todos los requisitos para ser consumida y, por tanto, acceder a los canales de suministro.

Apertura

Los técnicos de la Jefatura Territorial realizaron un amplio muestreo de las cerca de 16 toneladas de carne almacenadas en la nave, valoradas en unos 100.000 euros. El examen fue tan puntilloso que incluso obligó al laboratorio contratado por la adjudicataria a adquirir un reactivo en Alemania, conocido en el sector por ser el utilizado en la guerra del pepino.

Tras descartar cualquier tipo de contaminación, Sanidade autorizó la apertura de las cámaras frigoríficas a última hora del pasado martes. Casi de forma inmediata se presentaron en el lugar los primeros empresarios interesados en recuperar la carne retenida, seguidos hoy del resto de carniceros y particulares que han trasladado las reses al matadero municipal.

La empresa adjudicataria, Carnifex S.L., contempla una segunda opción para los clientes que rechacen el género por los hechos ocurridos, consistente en la transformación de la mercancía en harinas de uso animal. Dicha alternativa es más económica que otra tercera alternativa, basada en la destrucción de la carne.

La apertura de las cámaras ha ayudado a apaciguar los ánimos dentro de la empresa, cuya plantilla fue suspendida de empleo y sueldo ante el cierre cautelar ordenado por Sanidade.

Los empleados seguirán en esta situación hasta que la firma corrija las deficiencias detectadas por los técnicos autonómicos, las cuales quebrantan obligaciones operativas, estructurales, higiénicas y de diseño.

Reclamaciones

A pesar de recuperar el género, los afectados mantienen su intención de presentar reclamaciones ante la Administración autonómica por los daños y perjuicios causados, tanto a nivel económico como a nivel personal. El precinto les ha impedido suministrar a sus clientes y a sustituir las piezas por otra mercancía.

La empresa tampoco descarta exigir algún tipo de compensaciones, teniendo en cuenta los daños causados a terceros y en su propia imagen.

Comentarios