viernes. 28.01.2022 |
El tiempo
viernes. 28.01.2022
El tiempo

La Plaza de Toros defiende la tradición taurina en la ciudad

PONTEVEDRA. Tras la iniciativa parlamentaria del Bloque Nacionalista Galego para modificar la ley y prohibir los toros en la Comunidad llegan las primeras reacciones sobre las consecuencias que esa posible prohibición pueden traer a la ciudad.

El empresario de la Plaza de Toros de Pontevedra, Eduardo Lozano, se muestra respetuoso con la iniciativa nacionalista, que plantea un cambio en la Ley de Protección de Animales para impedir que se sigan celebrando corridas de toros. No obstante, Lozano sostiene que "contamos con una afición tremenda del pueblo de Pontevedra y además para los hoteles y la hostelería viene muy bien económicamente. La fiesta en Pontevedra goza de muy buena salud".

El responsable de la Plaza de Toros defiende la libertad del grupo nacionalista pero critica que se utilice este tema con fines políticos. "A mí la iniciativa no me parece correcta pero en este país hay muchas cosas que no me gustan y democráticamente me aguanto. Yo lo respeto pero al que le guste que vaya a los toros, y al que no que se vaya a otra cosa".

La iniciativa, registrada ante el Parlamento gallego el pasado lunes, sostiene que este tipo de espectáculos "non teñen ningún arraigo" ni "forman parte da tradición". Sin embargo, la opinión de la plaza pontevedresa es la contraria. "¿Que no tiene arraigo? Yo llevo con la Plaza, que tiene más de un siglo, 35 años. Y antes de todo eso había en la ciudad una plaza hecha de madera".

Lozano asegura, además, que los beneficios de la fiestas taurinas los disfruta no solo la Plaza sino toda la ciudad, ya que estos espectáculos consiguen atraer a muchos visitantes. En los últimos años, el interés parece incluso haber aumentado. "De una corrida de toros que empezamos a dar hemos terminado en cuatro. Ahora mismo hay 34 peñas, la feria en cuestión de asistentes se llena y hay una gran afición".

Cuestión política

El planteamiento del BNG parte de la base de que los gallegos muestran una oposición cada vez mayor a las celebraciones taurinas por serles ajenas. "Eso será en otros lados, pero aquí en particular sí tenemos mucha tradición", defiende el empresario pontevedrés. En su opinión, la cuestión registrada en la Cámara gallega el lunes está demasiado politizada. "Qué le vamos a hacer. Las leyes están para algo, hay que seguir el procedimiento y decidir si sigue adelante. Está claro que en una democracia cada cual puede decir lo que quiera, lo que no pueden es imponer porque en la democracia hay que tener libertad".

La Plaza de Toros defiende la tradición taurina en la ciudad
Comentarios