La Selectividad ya no da miedo

selectivo.JPG
photo_camera selectivo.JPG

Después de varias semanas de mucho estudio, noches sin dormir y días enteros encerrados en las bibliotecas y en sus casas, los estudiantes han superado el miedo al primer examen de Selectividad.
Las facultades del campus de Pontevedra acogieron ayer a más de 800 alumnos de la ciudad y de  institutos de los concellos cercanos durante la primera jornada de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAAU), que en toda Galicia han convocado a 8.992 jóvenes.
A pesar de que muchos estudiantes lo negaron, los nervios estaban presentes a primera hora de la mañana. Aún así, aseguran que desaparecieron al ver el examen de Lengua y Literatura Castellana. Todos dijeron que fue “muy fácil”.
‘La Fundación’, de Buero Vallejo, y  ‘Crónica de una muerte anunciada’, de  García Márquez, resultaron ser las obras entre las que tuvieron que elegir los estudiantes. También tuvieron que escoger entre desarrollar las características del romanticismo o explicar los autores y obras de la novela realista y naturalista.
Una de las alumnas, Laura Mariño, contó que sólo se puso nerviosa al entrar en el aula, pero se calmó tan pronto como vio el primer examen. “Fue muy sencillo”, dice. Asimismo, sostiene que no se siente presionada por las pruebas, puesto que para entrar en Derecho sólo necesita un cinco. Esto mismo es lo que le sucede a su amigo Pablo, que quiere estudiar Historia y no necesita sacar una nota alta.
Álvaro Fernández estaba tranquilo: “Pensé que iba a estar más nervioso, pero el examen me salió muy bien”. En su caso, aspira a ser militar, pero primero debe  cursar una Ingeniería. “Me piden un siete para entrar, pero al ir por ciencias no tengo que estudiar tanto”.
Las pruebas todavía durarán hasta mañana, y los estudiantes no conocerán los resultados hasta el próximo 30 de junio. María de Jesús no tuvo ningún reparo en decir que llegó a los exámenes muy nerviosa, y se justificó diciendo que “es una experiencia importante”. Quiere obtener una buena nota porque todavía no tiene claro qué carrera quiere estudiar, aunque no descarta una Ingeniería Industrial.
Para Bárbara Sánchez y Mari Carmen Mariñas la primera prueba fue “muy sencilla”. Ambas quieren cursar la carrera de Empresariales y llevan dos semanas estudiando para las PAAU, pero “nos relaja mucho que no haya nota de corte”, aseguraron.

Comentarios