domingo. 17.10.2021 |
El tiempo
domingo. 17.10.2021
El tiempo

Las mujeres soportan el peso de la crisis en la ciudad

PONTEVEDRA. Un total de 2.112 familias y de 2.565 personas acudieron el pasado año a los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Pontevedra, lo que supone un incremento de un 18% respecto al año anterior. En el municipio son las mujeres, según la memoria municipal, las que están soportando el peso de la crisis.

El perfil de esas solicitantes es el de mujeres de 25 a 44 años y con familias con una media de tres miembros, según la concejala responsable de Bienestar, Carme Fouces, que presentó este lunes la Memoria de los Servicios Sociales.

La edila destacó que a la luz de los datos que ofrece este informe "las mujeres están soportando el peso de la crisis tanto desde el punto de vista familiar, como social o laboral". "Son a las que acuden a pedir ayuda allá donde se la pueden dar, son a las que velan mayoritariamente por los menores y por los adultos", afirmó.

Asimismo, Fouces destacó que la mitad de los usuarios ingresa al mes menos de la mitad del salario mínimo interprofesional, de 645,30 euros, y en muchos casos es sólo de 105 euros.

Esos ingresos proceden de algún subsidio de desempleo, de la percepción de la Renta de Inserción Social de Galicia (Risga), así como de las ayudas de otras entidades que forman parte de la RedeAxuda.

La aportación municipal a esta partida superó los 115.000 euros durante el último año, al aumentar en un 25 por ciento la solicitud de ayudas de emergencia.

Risga

La memoria recoge que en 2013 se tramitaron 185 solicitudes de usuarios para percibir a Risga, de las que un 43 por ciento aun están pendientes de resolución por parte de la Xunta, lo que propició una crítica por parte de la concejala.

En este sentido, Fouces advirtió que la nueva Ley de Inclusión introduce cambios en la tramitación, el principal es que faculta a los usuarios a tramitar sus propias solicitudes, en detrimento del cometido que hoy en día desarrollan las trabajadoras sociales del ayuntamiento. La concejala teme que este cambio provocará una reducción en el número de ayudas.

En cuanto a las ayudas por dependencia, la memoria municipal recoge que se tramitaron 34 solicitudes de ayuda, lo que supone un descenso frente a las 105 de año anterior.

La responsable de Bienestar Social cuantificó en 800.000 euros la cantidad que el Ayuntamiento dejó de percibir de la Xunta desde el año 2011 para distintos programas sociales.

Las mujeres soportan el peso de la crisis en la ciudad
Comentarios
ç