Lores ningunea a Caballero en su propuesta de convertir a Vigo en la capital judicial de la provincia

El nuevo mapa judicial que plantea el último anteproyecto del ministro ‘popular’ Alberto Ruiz Gallardón ha reavivado las brasas del conflicto que enfrenta desde tiempos remotos a Vigo y Pontevedra por liderar la capitalidad de la provincia.

Los dirigentes de ambos ayuntamientos se oponen a la reforma, que implica la desaparición de los partidos judiciales y la creación de tribunales de instancia con sede oficial en la capital. Lores se muestra contrario porque cree que el cambio alejará al ciudadano de la Administración de Justicia, «e non ten sentido que xente de Lalín ou de A Estrada veñan á capital para solucionar estes temas». El alcalde de Vigo, Abel Caballero, porque aniquila el partido judicial de Vigo y desposee a la ciudad olívica de ‘dotes de mando’.

Las grietas entre ambos posicionamientos han aflorado hoy, a raíz de unas declaraciones del regidor vigués con las que anunció la promoción de una campaña institucional para no solo pelear contra la reforma de Gallardón, sino para que la ciudad olívica sea la cabecera de la planta judicial de la provincia.

Caballero considera que «relegar» a Vigo a sede judicial desplazada y «entronizar» a Pontevedra como cabecera de la demarcación provincial es una «falta de consideración a la prinicipal ciudad del oeste de España». Incluso habló de una «agresión» que colma el «vaso de la paciencia» de los vigueses, cuya «tolerancia está siendo mal interpertada». «Ya transigimos que la sede del TSXG esté en A Coruña, que no nos obliguen a reclamar una sede en Vigo», apostilló.

Lores evitó ofrecer una respuesta al alcalde socialista, al menos, hasta conocer más detalles sobre las ‘amenazas’ del líder vigués a la hora de destronar a Pontevedra y sopesar la idea de ofrecer una réplica o no a la otra parte.

Lo que sí dejó entrever es su todavía malestar con la segregación de la Audiencia Provincial y cualquier otra medida que repercuta negativamente en la capitalidad que ostenta la ciudad desde el año 1833. «Sempre defenderei que Pontevedra sexa capital, alomenos mentres existan as provincias, por iso hai medidas que me parecen unha barbaridade, como que a Audiencia estea segregada entre Vigo e Pontevedra, xa que divide a provincia en dúas», reclamó el regidor.

En todo caso, en la opinión de Lores el foco debe estar puesto en otro objetivo: la detención del anteproyecto de la Ley Orgánica del Poder Judicial y su propósito de crear partidos uniprovinciales: «Trátase dunha medida que afecta á proximidade dos cidadáns coa Xustiza. Os xulgados de primeira instancia, como as oficinas de tráfico e outros servizos, teñen que estar o máis preto posible dos cidadáns. Non ten sentido que todos os habitantes teñan que vir aquí para solucionar este tipo de trámites», defendió el nacionalista.

Comentarios