miércoles. 22.01.2020 |
El tiempo
miércoles. 22.01.2020
El tiempo

Ocho especialistas de la Brilat aterrizan en Afganistán ‘a lomos’ del nuevo Husky

Dos de los zapadores de la Brilat que ya están en Asia durante los ‘entrenamientos exprés’ que realizaron en El Goloso antes de partir. COPY DEL EJÉRCITO
Dos de los zapadores de la Brilat que ya están en Asia durante los ‘entrenamientos exprés’ que realizaron en El Goloso antes de partir. COPY DEL EJÉRCITO

PONTEVEDRA. Ocho de los mejores soldados de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (Brilat) que, en un principio, no tenían prevista su incorporación (al menos de forma inmediata) a la misión en Afganistán, se hallan ya en suelo del país asiático para reforzar las arriesgadas maniobras de repliegue que están llevando a cabo las tropas españolas en la provincia de Badghis. Los recién incorporados, procedentes del Batallón de Zapadores (una unidad que destaca por la excelente condición física de sus hombres, muy por encima de la media del Ejército) se unieron al resto del contingente hace escasas fechas para pilotar las nuevas adquisiciones del Ministerio de Defensa, los Husky, unos espectaculares vehículos rastreadores de los IED, artefactos explosivos de fabricación casera que desarrollan los insurgentes para poner trabas en el camino de los militares aliados (y que han sido la principal causa de heridos y fallecidos en Afganistán hasta el momento).

Diez integrantes del Batallón de Zapadores de Pontevedra completaron su ‘formación exprés’ (en dos programas de quince días cada uno) en el Parque y Centro de Mantenimiento de Material de Ingenieros y, después, en otro curso en el campo de maniobras El Goloso. Recorrieron circuitos de IED simulados donde se habían ocultado un plato de presión, un proyectil de 105 mm enterrado verticalmente, otro de 155 mm y una garrafa rellena con explosivo.

El Husky es un vehículo con blindaje de placas de cerámica, chasis en forma de V y que está dotado de un radar en su parte delantera para detectar las variaciones de densidad en el terreno y reflejarlas en distintas vistas en la pantalla del ordenador que el operador tiene delante (el modelo español, a diferencia del de otros países, cuenta con dos plazas, una para el conductor y otra para el operador. Los zapadores de la Brilat cuentan en Afganistán con dos Husky que forman parte de un paquete de seis adquirido por Defensa por valor de 13 millones de euros. Ofrecen la posibilidad, además, de grabar varios kilómetros de recorrido, algo muy útil para comparar si se han producido cambios en una ruta. Cuando el radar detecta algo sospechoso emite un pitido, al tiempo que dispara pintura sobre la zona en la que se supone que existe el riesgo.

Los zapadores continúan con su adaptación a los nuevos vehículos ya sobre suelo afgano.

Ocho especialistas de la Brilat aterrizan en Afganistán ‘a lomos’...
Comentarios