sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Pontevedra abrirá el próximo mes una oficina para asesorar sobre la factura eléctrica

La ciudad dispondrá a partir del próximo mes de una oficina destinada a orientar y asesorar de forma individualizada a todas aquellas personas interesadas sobre la factura eléctrica y las medidas concretas que se pueden adoptar para reducir la cuantía de su recibo. El punto de atención, uno de los diez que la Administración provincial y la Unión de Consumidores de Galicia pondrán en marcha en otros tantos concellos de Pontevedra, tendrá su sede en el Edificio Administrativo de la Deputación (ubicado en la avenida de Montero Ríos).

La apertura de estas oficinas de asesoramiento se enmarca dentro de la campaña ‘Electricidade: un camiño cara ao aforro’, presentada el pasado mes de junio por el presidente provincial, Rafael Louzán, y el secretario de la Unión de Consumidores, Miguel López. La iniciativa, con la que se pretende arrojar luz sobre el mercado eléctrico actual, incluyó una primera fase en la que técnicos de la Unión de Consumidores desarrollaron una veintena de sesiones informativas en distintos concellos de la provincia.

En las charlas se abordaron cuestiones como los conceptos por los que se paga en una factura de electricidad; las diferencias entre el mercado libre y el regulado y cómo saber cual resulta más conveniente; así como los criterios para elegir el contrato, la tarifa o la potencia que mejor se adapte a la situación de cada consumidor y, en consecuencia, le resulte más económica.

La campaña continuará ahora (en el mes de septiembre) con la apertura de una decena de oficinas en todas las comarcas de la provincia, con la finalidad de atender de forma personalizada a los usuarios que así lo deseen. Así, los técnicos de la Unión de Consumidores de Galicia se encargarán de analizar caso por caso y de orientar a los consumidores en ese ‘camiño cara ao aforro’ que da título a la iniciativa.

Las oficinas se abrirán, además de en Pontevedra, en Lalín, A Estrada, Cambados, Vilagarcía de Arousa, Cangas, Redondela, Ponteareas, Vigo y Tui. Aunque todavía no se ha concretado la fecha de la puesta en funcionamiento del servicio, la Deputación ha confirmado que el punto de información de la sede capitalina estará ubicado en el Edificio Administrativo, en el que también se encuentran las oficinas del Centro Provincial de Asesoramento Empresarial (CPAE 2.0).

Gran preocupación

En el contexto de la campaña ‘Electricidade: un camiño cara ao aforro’, la Deputación también ha financiado la publicación de un panfleto en el que se especifican las cuestiones a tener en cuenta para ahorrar en la factura. El presidente provincial, Rafael Louzán, considera que esta iniciativa resulta esencial para dar respuesta a uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos de Pontevedra en estos momentos.

Tal y como se pone de manifiesto en el panfleto informativo, a pesar del tiempo transcurrido desde la puesta en marcha del proceso de liberalización del sector eléctrico, los usuarios siguen sin difrutar de sus potenciales beneficios y los precios de la electricidad se incrementaron de manera significativa en los últimos años (de igual forma que se multiplicaron las reclamaciones de los consumidores). «Hoxe en día -señala la Unión de Consumidores- pódese contratar a electricidade no mercado regulado cunha comercializadora de referencia ou no mercado libre con calquera outra comercializadora».

El único límite para permanecer en el regulado es que la potencia contratada sea igual o inferior a diez kilowatios. Además, si en algún momento se abandona este mercado por el libre, el consumidor puede regresar al regulado transcurrido un año. La diferencia entre uno y otro mercado reside en el grado de protección como consumidores, ya que los acogidos al regulado disponen de un mejor y más amplio régimen de derechos que los que lo están en el libre (en cuestiones como los cortes de suministro, reclamaciones, calidad del servicio y precios).

Según advierte la Unión de Consumidores, en el mercado libre es la empresa con la que contratamos «a que fixa unilateralmente os prezos», mientras que en el regulado «respostan a un valor diario de mercado» conocido como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Desde el pasado 1 de julio, los ciudadanos disponen de tres opciones para contratar electricidad en el caso de que la potencia contratada sea igual o inferior a diez kilowatios: seguir acogidos al PVPC, contratar una comercializadora de referencia a un precio fijo durante doce meses o contratar con cualquier comercializadora del mercado libre en base a los precios y condiciones pactados en el contrato.

Además, hay tarifas de último recurso para consumidores en situación de vulnerabilidad y para aquellos que no tengan derecho a acogerse al PVPC.

Critican la «agresividad» de las comercializadoras

Tanto el presidente de la Deputación como el secretario de la Unión de Consumidores de Galicia han criticado las cartas, llamadas a hogares y demás comunicaciones realizadas a lo largo del año por las compañías eléctricas. Para Miguel López, las técnicas comerciales que emplean las empresas del mercado libre son «brutalmente agresivas», al tratar de atraer a los clientes con advertencias de diverso tipo, entre ellas que se les termina el plazo para firmar un nuevo contrato, cuando en realidad el usuario no tiene que hacer ningún cambio de contrato.

En este sentido, la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Rías Baixas considera que los ciudadanos deben aprender a leer los datos de la factura eléctrica, de cara a conocer el significado de cada uno de los conceptos. En opinión de la presidenta del colectivo, Teresa Flórez, son necesarias campañas para enseñar a la población a interpretar los recibos. No obstante, aunque la asociación pontevedresa ha recibido reclamaciones contra las compañías eléctricas a lo largo del año, Flórez asegura que «la cifra no es alarmante».

Abogan por continuar en el mercado regulado

La Unión de Consumidores de Galicia no es el único colectivo que recomienda a los ciudadanos que no cambien al mercado libre. Así, la Asociación de Amas de Casa Rías Baixas considera que, en base a las opiniones de los expertos, resulta aconsejable y más económico quedarse en el regulado. No obstante, su presidenta, Teresa Flórez, entiende que será complicado evaluar la mejor oferta mientras la nueva regulación no lleve un tiempo funcionando.

Los cuatro ejes para ahorrar en el recibo

La Asociación de Amas de Casa Rías Baixas celebra jornadas en las que pone a un experto a disposición de los ciudadanos para analizar sus facturas y recomendarles la mejor solución en base a sus situaciones particulares

El decálogo de la Unión de Consumidores de Galicia para lograr ahorrar de manera efectiva en la factura eléctrica se compone de cuatro ejes. El principal tiene que ver con el tipo de contrato seleccionado, una decisión que debe tomarse de forma motivada y atendiendo al caso concreto de cada uno. Guiar a los usuarios en esta elección es el principal cometido de las diez oficinas que se pondrán en marcha en la provincia a partir del próximo mes. En cualquier caso, el colectivo que encabeza Miguel López recuerda que, en caso de duda, «manterse no PVCP garantirá un prezo moi competitivo, ademais dun mellor grao de protección dos nosos dereitos».

La elección del tipo de tarifa es otra decisión muy relevante para lograr rebajar la cuantía de la factura eléctrica. Muchos usuarios desconocen si la tarifa que tienen contratada es la que más los favorece o si sería beneficioso cambiarla, en función de parámetros como el momento del día en el que pasan más tiempo en su casa o la disponibilidad de sistemas eléctricos de calefacción y agua caliente. «Cambiarse a unha tarifa de discriminación horaria -señala la Unión de Consumidores- pode levar a un aforro anual de entre o 12 e o 20% para usuarios sen calefacción e superar o 35% para os que a utilicen. Mellorará o noso aforro canto maior sexa o uso que fagamos da electricidade nos horarios val e chan».

La potencia

El tercer eje del decálogo consiste en buscar que la potencia contratada se ajuste a la realmente utilizada por el cliente, dado que son muchos los casos en los que es mayor de la necesaria. Los contadores digitales permiten saber con facilidad cual es la demanda real de potencia que debe contratarse. Según indica Miguel López, «unha rebaixa dun tramo de potencia implica 61 euros ao ano menos en impostos engadidos».

Por último, los ciudadanos también pueden ahorrar gracias al equipamiento instalado en sus hogares. La Unión de Consumidores recomienda que solo adquiramos un electrodoméstico cuando realmente lo necesitemos o debamos sustituirlo. «Se ben é certo que un aparello máis eficiente consume menos enerxía, o seu maior prezo fai que non sempre resulte a mellor opción», matizan.

Al margen de las evaluaciones que se tramitarán en las nuevas oficinas de asesoramiento, colectivos como la Asociación de Amas de Casa Rías Baixas han adoptado medidas para informar a los consumidores, entre ellas la celebración de jornadas en las que un experto analiza los recibos de cada persona y les aconseja en base a su situación particular. Tal y como ha constatado su presidenta, Teresa Flórez, «hay gente que tiene contratadas unas potencias muy altas» y otras que «están en el mercado libre y no lo saben».

Pontevedra abrirá el próximo mes una oficina para asesorar sobre la...
Comentarios