Pontevedra denuncia la ''política sistemática de recortes'' de la Xunta en gasto social

La concejala de Benestar Social, Margarita Castejón, denunció esta mañana la "política sistemática de recortes" de la Xunta de Galicia en materia de gasto social, "a pesar de la publicidad oficial por parte del Ejecutivo gallego", demostrado según la edil socialista "de manera irrefutable" en el hecho de que el Gobierno autonómico ha recortado en un 67% la subvención para el programa de Educación Familiar.

Este programa, un operativo que presta apoyo a las familias con problemas de desestructuración y/o integración de sus hijos en el sistema educativo, tiene un coste para el Concello de casi 50.000 euros, de los cuales la Xunta de Galicia sólo subvencionará 10.559 euros, lo que supone un 67% de reducción con respecto al alcanzado el año pasado por el Concello, 24.492 euros.

"Estos son los hechos y las cifras reales del compromiso del Gobierno gallego con los Servicios Sociales", subrayó Margarita Castejón, quien añadió que, a pesar de todo, el Concello va a mantener el funcionamiento normal del servicio incrementando la partida necesaria "en la misma medida que la Xunta a recorta".

La concejala socialista recordó que "estamos hablando de un programa desarrollado a lo largo de 2009 y que los presupuestos municipales fueron confeccionados conforme a unas previsiones de ingresos que, en este apartado concreto, van a tener que ser reducidas ante de la decisión de la Xunta y de la tardanza en la comunicación".

Margarita Castejón entiende que con esta decisión "quedan retratadas" las políticas sociales del PP "que no duda en hacer los ajustes de la crisis encima de las capas sociales más necesitadas", y reiteró que la atención a los menores es una competencia que corresponde a la Administración autonómica y en la que el Concello viene "colaborando lealmente" desde 1995 por medio de este programa.

La Concejalía de Bienestar Social atendió durante el año 2008 a un total de 67 menores pontevedreses (47 niños y 20 niñas) en el marco del Programa de Atención Familiar, en el que se enmarca este programa de Educación Familiar que ahora se ve recortado, y en el que el trabajo se tradujo en 518 entrevistas con las familias, que fueron realizados por una educadora social, una trabajadora social, un psicólogo y 7 personas voluntarias y colaboradoras.

Comentarios