martes. 25.01.2022 |
El tiempo
martes. 25.01.2022
El tiempo

Pontevedra sólo cuenta con una fiesta autorizada para Fin de Año

\192.168.1.20externo_1Fotos WEB20081220_jcervera_041.JPG
\192.168.1.20externo_1Fotos WEB20081220_jcervera_041.JPG

La ciudad de Pontevedra se prepara para la llegada de 2009 con un sinfín de fiestas privadas. No obstante, la Consellería de Presidencia de la Xunta de Galicia sólo ha recibido una solicitud de autorización para celebraciones de Fin de Año. Se trata de la petición de un bar de Pontevedra, al que se le ha dado permiso para abrir la noche del día 31 y la de Reyes hasta las 6.00 horas.

A pesar de esto, las calles de la ciudad del Lérez están plagadas de carteles con anuncios de fiestas para la última noche del año, principalmente en el casco histórico, en donde se concentra buena parte de los locales de ocio nocturnos.

El resto de celebraciones autorizadas por Presidencia en la provincia supone un número muy reducido, en comparación con la cantidad de locales de copas que festejarán el nuevo año.
De hecho, según los datos facilitados por la Consellería, en Vigo se ha dado el visto bueno a cuatro eventos (a un pub y a un bar que solicitan abrir durante toda la noche, y a dos organizaciones que piden permiso para organizar fiestas particulares). En el Concello de Forcarei dos locales han solicitado una ampliación de horario, al igual que dos establecimientos de Pontecesures y Redondela. No se han recibido peticiones de ninguna otra localidad de la provincia.

Cada vez más, pubs y otros establecimientos de la ciudad se asocian para ofrecer a los pontevedreses una variedad de ambientes por precios que oscilan entre 35 y 50 euros para el todo incluido. Asimismo, otros locales optan por hacer fiestas privadas en las que cobran entrada por una barra libre y, en otros casos, abren el pub como cualquier otra noche, aunque se incrementa ligeramente el precio de las consumiciones.

Según los empresarios que optan por celebrar fiestas conjuntas, el motivo para hacerlo es «básicamente económico», puesto que se aseguran los ingresos de la noche con antelación. Además, «la gente puede ir cambiando de lugar a lo largo de la noche, no obligas a los clientes a quedarse en un mismo local durante tantas horas», apuntan.

Asimismo, indican que el público que asiste a este tipo de fiestas es más joven que el habitual, y acude atraído por la barra libre. En este sentido, los hosteleros niegan que en la noche de Fin de Año se sirva alcohol de mala calidad, conocido como ‘garrafón’. «No sé lo que sucederá en otras ciudades, pero en Pontevedra nos conocemos todos y acudimos a comprar a los mismos sitios».

Pontevedra sólo cuenta con una fiesta autorizada para Fin de Año
Comentarios