Prisión sin fianza para los 'Bonnie&Clyde de O Salnés'

La pareja detenida el miércoles tras cuatro días fugada por diversos robos en la comarca de O Salnés ha sido enviada hoy a prisión sin fianza imputados ambos por un delito continuado de robo con fuerza y cinco robos con violencia e intimidación, entre otros.

Según concreta el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción Número 3 de Pontevedra, en funciones de guardia, a ambos se les imputan, por el momento, delito continuado de robo con fuerza en casa habitada; y cinco robos con violencia e intimidación y en al menos tres de ellos con lesiones en las víctimas, aunque por el momento no se sabe si las lesiones son constitutivas de delito o de falta.

A ello se suma un delito de conducción temeraria; delitos de lesiones aún por concretar; falsificación de documento oficial; usurpación de estado civil y delito continuado de estafa, según señala el TSXG.

El hombre Miguel Ángel Serrano Losada, de 41 años y natural de Valladolid, y la mujer Carmen Castillo Romero, de 34 años y de Alicante, que fueron detenidos en la mañana del miércoles tras cuatro días de fuga, han sido enviados este viernes a prisión comunicada y sin fianza, según la decisión del titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Pontevedra.

La pareja llevaba desde primeros de abril instalada en la provincia de Pontevedra, concretamente en la comarca de O Salnés, y su 'modus operandi' consistía en instalarse en zonas donde pensaban que tenían posibilidades de operar, donde la mujer se ofrecía como empleada del hogar.

La mujer trabajaba tres o cuatro días en viviendas y, después, la pareja sustraía joyas, dinero e incluso documentación, papales que cogían con el objetivo de falsearla.

ROBO DE COCHE

Tras permanecer fugados desde el sábado, en la mañana del miércoles sustrajeron un vehículo en la calle Rosalía de Castro, en Pontevedra, donde la pareja hizo bajar del coche, a punta de cuchillo, a sus ocupantes, un niño de seis años y su prima de 17. Estas personas quedaron fuera del coche, mientras los fugitivos se marcharon hacia la zona Norte de la provincia.

Posteriormente, los sospechosos fueron vistos en una gasolinera en A Estrada, de la que se fueron sin pagar, momento en el que se dio la voz de alarma. De hecho, el cuartel de la Guardia Civil se encuentra enfrente de la estación de servicio en la que repostaron.

Una patrulla de la Benemérita interceptó el vehículo en el cruce de las carreteras N-640 y N-525, conocido como el cruce de Chapa, en el término municipal de Silleda, donde la pareja fue arrestada.

Comentarios