Roban 4.500 euros a un hombre con el señuelo de una falsa ONG

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Pontevedra se mantienen alerta ante la recurrente presencia en la capital de personas, normalmente mujeres, que se dedican a robar empleando como señuelo la solicitud de donativos destinados a supuestas asociaciones. La Comisaría Provincial aconseja a los ciudadanos que se muestren desconfiados y extremen sus precauciones ante este tipo de situaciones, ya que se trata de una presunta estafa llevada a cabo por un grupo de individuos especializados en la sustracción del dinero que sus víctimas lleven encima.

El método que utilizan consiste en abordar a la gente en la calle para recabar firmas, con una especie de portafolios en el que se adjuntan varios folios con algún sello falso en la parte superior. Una de sus últimas actuaciones tuvo lugar el pasado 7 de mayo, a las 13.00 horas. Ese día, un vecino de Pontevedra presentó denuncia en dependencias policiales por la sustracción de un sobre que contenía 4.500 euros.

Al parecer, el afectado, que había retirado la citada cifra en una entidad bancaria situada en la calle Augusto García Camba, se dirigió a su vehículo, que estaba estacionado en las inmediaciones, y depositó el sobre con el dinero en el asiento del copiloto. En ese momento, se acercó a la ventanilla del vehículo una joven con una carpeta solicitándole una firma para una supuesta asociación de personas discapacitadas. Tras acceder a firmar y después de que la joven se fuese, el denunciante se percató de que el sobre con el dinero ya no estaba en el asiento del copiloto.

Múltiples quejas

La Comisaría Provincial de Pontevedra se hace eco de las múltiples quejas de varios ciudadanos que han sido abordados en diferentes lugares de la provincia y quiere trasladar a la población que se trata de una asociación supuestamente ficticia que sólo persigue el lucro personal de los que solicitan los donativos.

No obstante, la Policía Nacional advierte de que este es uno de los timos más frecuentes en estas fechas, por lo que es necesario mantenerse alerta para no caer en la trampa. Con tal motivo, los ciudadanos deben desconfiar ante la presencia de personas, normalmente mujeres que van de dos en dos, que se dedican a solicitar donativos destinados a supuestas asociaciones de todo tipo (discapacitados, niños pobres, sordomudos, animales abandonados...), ya que se trata de una estafa.

Su ‘modus operandi’ consiste en abordar a los ciudadanos por la calle solicitando firmas, con una especie de portafolios en el que se adjuntan varios folios con algún tipo de sello en la parte superior, algo que no es más que la ‘muleta’ empleada para sustraer carteras y joyas.

Comentarios