miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Roban una furgoneta de paquetería en Benito Corbal a plena luz del día

PONTEVEDRA. El centro de la ciudad fue escenario ayer del robo de una furgoneta de reparto de paquetería, cometido ante los atónitos ojos de cientos de viandantes.

El suceso se produjo entre las 12 y las 12.15 horas. El conductor había estacionado su vehículo en la confluencia de las calles Benito Corbal con Sagasta y procedió a realizar una entrega. Cuando regresó, el furgón había desaparecido.

Tras el sobresalto inicial, preguntó a los viandantes y dos jóvenes le aclararon lo ocurrido: un individuo aprovechó la ausencia del repartidor para, en un felino movimiento, auparse a la furgoneta y emprender veloz huida.

Los siguientes minutos fueron de rastreo infructuoso. La víctima acudió a la Comisaría de Policía Nacional para denunciar el robo, acompañado de uno de los testigos, que fue quien facilitó los rasgos físicos del ladrón para que los agentes pudieran iniciar la búsqueda.

En su denuncia, el conductor explica que se había apeado de la furgoneta para realizar la entrega de un paquete. Reconoce que se dejó las llaves en el contacto, pero matiza que cerró la puerta con otro juego de llaves, puesto que las cerraduras son diferentes. Cuando regresó al lugar donde había estacionado el vehículo, el delincuente ya se lo había llevado.

En el interior de la furgoneta aún quedaban por repartir 34 paquetes, cuyo contenido afirma desconocer.

Operativo policial

Acto seguido, la Policía Nacional puso en marcha el operativo habitual en estos casos, dando traslado de la denuncia a todos los equipos que patrullaban las calles para que tuviesen en cuenta la sustracción y alertasen si observaban a una furgoneta con las características de la robada.

Las primeras cábalas apuntan a que el ladrón buscaba conseguir un jugoso botín entre los paquetes que almacenaba la furgoneta. Cabe tener en cuenta que el abanico de artículos que transportan las empresas de paquetería es enormemente amplio, y pueden ir desde unos simples folios (fotocopias, documentos, permisos, etc.) hasta valiosos objetos, como joyas, teléfonos móviles, aparatos tecnológicos...

Las empresas distribuidoras suelen tener un seguro mínimo que abona entre 5 y 10 euros por kilogramo del paquete extraviado o robado. Opcionalmente, ofertan la contratación de un seguro suplementario cuya indemnización varía en función de la cantidad asegurada.

En el momento del robo, el vehículo transportaba 34 paquetes que aún tenían que ser repartidos y cuyo contenido se desconoce

Roban una furgoneta de paquetería en Benito Corbal a plena luz del día
Comentarios
ç