Salcedo teme posibles riadas de lodos por el movimiento de tierras en el cuartel de la Brilat

Un grupo formado por un centenar de personas participó ayer en una inspección a la zona norte del cuartel de la Brilat, en la que el Ejército está efectuando un movimiento de tierras desde hace un mes. En esta actividad, organizada por la comisión vecinal de Salcedo que representa a los afectados por la franja de seguridad que pretende implantar Defensa en el perímetro del recinto castrense, tomaron nota del estado en que se encuentran los terrenos y sacaron las fotografías que adjuntarán a la denuncia que tienen previsto enviar en el transcurso de esta semana a las consellerías de Medio Ambiente y Medio Rural.

Ramón López Laxe, presidente de la asociación Heroes do Campo da Porta y portavoz del colectivo de afectados por la zona de seguridad, teme que la lluvia pueda acabar arrastrando la tierra hacia el río Batán (que desemboca en el río de Os Gafos) y ocasionar una riada de lodo.

"A Brilat está efectuando un movemento de terras no lugar de nacemento do afluente do río dos Gafos, que pode resultar moi perigoso no caso de que chova con certa intensidade", explica el representante vecinal tras recorrer Salcedo desde los lugares de Armada hasta O Casal.

Los participantes en el recorrido por la zona norte del recinto militar también sacaron instantáneas de los daños ocasionados por la maquinaria pesada en los viales públicos que dan servicio a las propiedades. "Fixeron un arraso porque son camiños de carro que non están preparados para soportar o tránsito de vehículos pesados", sentencia Ramón López.

En la inspección, los miembros de la comisión vecinal observaron que las obras de acondicionamiento de la zona norte del cuartel también afectan a algunas propiedades particulares. "Aínda que é unha circunstancia que resulta grave, sobre todo co clima de tensión no que nos atopamos co conflito da área de seguridade, queremos pensar que as palas entraron sen mala fe en sitios nos que non hai árbores".

La comisión de seguimiento, de la que forman parte más de una treintena de personas de los distintos lugares de Salcedo, se reunirán dos veces a la semana, los martes y los viernes, para planificar las actuaciones de rechazo contra la implantación de una franja de seguridad de 300 metros en el perímetro del acuartelamiento de la Brilat.

Entre las próximas actividades que tiene previsto realizar el equipo de trabajo figura la convocatoria de una asamblea general en la que se someterá a aprobación los próximos pasos del programa reivindicativo.

Comentarios