lunes. 16.05.2022 |
El tiempo
lunes. 16.05.2022
El tiempo

Un día repleto de actividades para despedir a los pequeños saharauis

Los once menores saharauis se despidieron este viernes de forma oficial de la ciudad que los ha acogido en los últimos dos meses. El Concello instaló una jaima en la Praza de España donde se realizaron diferentes tipos de actividades culturales a lo largo de todo el día que sirvió de despedida a esta grupo de niños que regresará a los campos de refugiados de Tinduf el próximo día 1 de septiembre.

Entre los actos programados para el día se encontraba la recepción de los menores por parte del alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores. Los niños, todos menores de 12 años, portaban pequeñas banderas del Sáhara Occidental en las que, además de Sáhara, podía leerse 'Galicia'.

Lores se mostró ''encantado'' de recibir a los pequeños y definió al programa 'Vacaciones en paz' como ''una experiencia enriquecedora'', que además de favorecerles también sirve para ''reivindicar o dereito de autodeterminación do pobo saharauí, que leva máis de 30 anos vivindo en campos de refuxiados''.

Tanto el delegado del Sáhara como los organizadores –la ONG Solidariedade Galega co Pobo Saharaui- se mostraron agradecidos a las familias de acogida y al Concello por ''los muchos años que lleva trabajando para que los menores participen en un programa enriquecedor''.

En el mismo sentido, el delegado saharaui para Galicia agradeció la labor del ayuntamiento y de las diversas familias que han evitado que los niños pasen en el Sáhara ''los meses más calurosos'', ya que durante julio y agosto las temperaturas oscilan entre los 44 y 46 grados centígrados. ''Esta gente alivia el sufrimiento de estos niños. Detrás de ellos hay un pueblo y 36 años de exilio'', concluyó.

Tras la reunión con el alcalde, el programa de actividades culturales prosiguió su curso. Además de la emisión de un documental, a lo largo de la mañana los pequeños celebraron la tradicional ceremonia del té y se pintaron pies y manos con henna. Por la tarde, las actividades se completaron con una serie de juegos gallegos tradicionales.

UNA BUENA CAUSA

El programa 'Vacaciones en paz' tiene como principal fin ''propiciar una estancia agradable y humanamente rica a los niños y niñas saharauis. Se trata de ofrecer a estos pequeños una posibilidad de conocer formas distintas de vida, de manera que contribuya a su formación, ya que estos niños viven en medio de un clima de guerra'', además de ''mejorar el entendimiento entre los pueblos de España y el saharaui'', apuntan desde Solidariedade Galega co Pobo Saharaui.

Estos menores ''son hijos de saharauis que abandonaron sus hogares en 1975, ante la represión, invasión y ocupación ilegal por parte de Marruecos del antiguo territorio del Sáhara español. La vida de estos niños, nacidos en el exilio, transcurre en las mismas circunstancias que el resto de la población saharaui, privada de lo más elemental y que sobrevive difícilmente gracias a la ayuda internacional''.

Esta organización no gubernamental tiene una doble finalidad: mejorar las condiciones de vida tanto de los refugiados saharauis como de la población residente en el Sáhara; además de optimizar la gestión de la ayuda humanitaria dirigida a los refugiados que se encuentran en la comunidad gallega.

Más allá de estos objetivos prioritarios, la asociación se encarga de organizar diversas actividades dirigidas a sensibilizar a la población, tales como exposiciones fotográficas, coloquios o conciertos, entre otras; así como enviar al Sáhara equipamiento variado y material de primera necesidad.

Un día repleto de actividades para despedir a los pequeños saharauis
Comentarios