sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Un saco de promesas ante la crisis

El Gobierno local ya tiene cerrados los números del plan anticrisis, un paquete de casi 80 actuaciones vinculadas a varias administraciones que engloba proyectos por más de 364 millones de euros destinados a dinamizar la economía local y crear empleo.
El bipartito pontevedrés completa así las medidas que ha venido anunciando y adoptando en los últimos meses para combatir la recesión: el documento que recoge las inversiones para los dos próximos años se suma a la congelación de los impuestos municipales y la contención del gasto.


El conjunto abarca proyectos que se encuentran en distintas fases de tramitación y que implican al Concello: inversiones propias, vinculadas a convenios con otras administraciones, las que corresponden a departamentos autonómicos y estatales y, por último, las impulsadas por consellerías o ministerios que son fruto de gestiones de la Administración local y que se traducirán en obras que posteriormente serán gestionadas por el Ayuntamiento.

De todas las actuaciones recogidas en este plan inversor, una veintena corresponden al Concello, que ha apostado «polo incremento do investimento público e por axilizar convenios con outras administracións» para luchar contra la actual coyuntura económica.
El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, y la teniente alcalde, Teresa Casal, presentaron ayer un documento que pretende aumentar la carga de trabajo de las empresas constructoras y «aminorar o impacto» de la crisis «sobre a actividade económica e o emprego». En palabras de Casal García, se trata de «inxectar fondos públicos» a los movimientos económicos de la capital para contribuir a evitar que «tanta xente vaia ó paro que, en definitiva, é o máis importante».

Este apartado de las medidas de choque previstas por el Concello para el año 2009 fue presentado a varios colectivos sociales y económicos «que compartiron o espírito, as finalidades e os contidos».

El reto es que la totalidad de los proyectos se convierta en realidad antes de 2010. Algunos de los incluidos en el documento, como el Plan Monte Vivo, la inversión en la Casa da Luz o la supresión de barreras arquitectónicas en distintas zonas del término municipal, se encuentran en fase de ejecución. Otras todavía son anteproyectos, como la obra prevista en As Corbaceiras o la dotación de un centro de formación y empleo. «Recónllense todas aquelas actuacións para as que hai previsión de inicio no futuro inmediato, como máximo en 2009 e 2010».

La suma de las obras y de las previsiones supera las cifras barajadas en un primer momento por el bipartito para el plan anticrisis. Desde el Concello se habló en un principio de actuaciones por valor de 150 millones para hacer frente a la crisis.
«Manifestamos a nosa disposición de realizar o máximo esforzo inversor e de xestión para acadar os máximos volumes de obra posibles. Como resultado destes esforzos, a cifra de 150 millóns en obra propia ou inducida resulta ampliamente superada», recoge la documentación presentada por Lores y Casal.

El paquete económico deja de lado todas aquellas inversiones corrientes que no supongan un gasto de más de 400.000 euros, salvo aquellas que se puedan agrupar bajo un mismo epígrafe, como los proyectos en los centros escolares  o las actuaciones en los edificios del Concello.

Quedan excluidas las obras a las que ya se ha destinado la mitad de la inversión, como la aportación municipal para la construcción del nuevo estadio de Pasarón, la reforma de Rosalía de Castro o las obras en el entorno de la basílica de Santa María, puesto que no generarán empleo ni actividad económica.

El mayor impacto económico vendrá de la mano de la actuación para el suministro de agua a los concellos de la ría, que se traducirá en un desembolso de 36 millones de euros y que será financiada por las administraciones locales y la Confederación Hidrográfica del Norte. Actualmente atraviesa el periodo de estudio. Le sigue la construcción del Edificio das Artes, que se encuentra en fase de proyecto y al que se destinarán 27 millones de euros que llegarán de las arcas municipales, de la universidad y de la Consellería de Educación.

El departamento autonómico de Medio Ambiente está involucrado en potentes actuaciones incluidas en el plan inversor, como el saneamiento de las parroquias del rural (que está en fase de contratación y de proyectos), o la separación de las aguas fluviales y fecales, dos inversiones en las que también participa el Concello.

El Ministerio de Fomento se suma al documento a través de iniciativas con una importante asignación de capital, como la reforma del nudo do, en la que invertirá 9,6 millones de euros con la correspondiente aportación de las arcas municipales. Asume, además, tres millones para la actuación en la carretera PO-12. Ambas actuaciones se encuentran en fase de contratación, al igual que la urbanización de la N-550 y de la N-541, en las que las dos administraciones invertirán 9,3 millones, a sumar al desdoblamiento de la avenida de Vigo, que está en fase de anteproyecto y que motivará un desembolso de 7 millones, en los que también participa el Concello.

El plan del Gobierno local será motivo de debate en el próximo Pleno de la Corporación. Casal anunció que seguirá el camino de otras de las iniciativas impulsadas para hacer frente a la crisis.

Un saco de promesas ante la crisis
Comentarios
ç