sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

Un testigo aporta pruebas de que Nené Barral desvió 2,3 millones de dólares a China

El fiscal Santaló, ayer, accediendo a los juzgados de Cambados para interrogar al testigo. GONZALO GARCÍA
El fiscal Santaló, ayer, accediendo a los juzgados de Cambados para interrogar al testigo. GONZALO GARCÍA

El exalcalde de Ribadumia, José Ramón Barral Martínez, tendrá serios problemas para encarar lo que se le viene encima. La insistencia del fiscal de Delitos Económicos, Augusto Santaló, parece haber dado sus frutos, pues, pese a no recibir la respuesta deseada de las comisiones rogatorias solicitadas a Islas Vírgenes y a China para poder probar los delitos que pretende imputar al exdirigente ‘popular’, ayer logró dar una vuelta de tuerca a la investigación que, a priori, parece decisiva en el caso.

El juzgado de Cambados recibió la visita, en calidad de testigo, del exadministrador de los negocios de Nené Barral en China, recién llegado del país asiático. El excolaborador del mentor político de Rafael Louzán, que estaba al frente de sus intereses y de los de sus hijas en aquel país, declaró (y mostró los documentos que lo acreditan) que recibió por la siempre sospechosa vía de las Islas Vírgenes varias aportaciones de dinero consignadas por Nené cuyo destino estaba prefijado: las inversiones en una cetárea de bivalvos (que se ejecutaron) y en el negocio de los aerogeneradores que, según parece, no se llevaron a cabo por distintos motivos.

Concretamente, las partidas económicas que hizo llegar a China Barral y que fueron a parar a manos del testigo que declaró ayer fueron de 1,9 millones de dólares, en el primer caso (que estaban destinados a la mencionada empresa dedicada a los bivalvos), 200.000 euros en una segunda partida y 75.000 más en la tercera (estas últimas serían para inversiones en energía eólica que no habrían llegado a buen puerto).

El testigo aportó los documentos que en su día puso en conocimiento de la Hacienda Pública de España, todos ellos validados por registros oficiales.

Ello hace que Santaló tenga atados todos los cabos para iniciar la acusación contra Barral.

A partir de ahora, el fiscal analizará las liquidaciones tributarias del expolítico para conocer el alcance de los delitos. Además, cabe la posibilidad de que un nuevo testigo corrobore lo aportado por el que testificó ayer, aunque todo indica que la declaración del administrador será clave.

Delito fiscal y blanqueo de capitales

El fiscal especializado en Asuntos Económicos, Augusto Santaló, que además de las citadas diligencias necesitará la ratificación de los traductores del chino al español para emplear como pruebas los documentos de los que dispone, tiene la intención de que Nené Barral se siente en el banquillo de los acusados de Pontevedra por al menos dos hechos ilícitos. El primero sería un supuesto delito fiscal que subyacerá, a buen seguro, del hecho de que no se habrían declarado los millones de dólares que el investigado y sus hijas desviaron a China por la vía de Islas Vírgenes.

El segundo sería el blanqueo de capitales, pues Barral deberá acreditar la procedencia de todos esos fondos, que Santaló sospecha que vienen de otra actividad ilícita a la que se supuestamente se dedicó Nené: el contrabando.

Un testigo aporta pruebas de que Nené Barral desvió 2,3 millones de...
Comentarios