miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

Una década del No a la Guerra

PON1703P8F5.JPG
PON1703P8F5.JPG
«Fue una expresión popular en el más amplio sentido de la palabra. Una procesión casi religiosa, pero vinculante. Dejó la ciudad parada, con su tráfico colapsado y una sensación de esperanza». Pontevedra gritó como nunca hace diez años.

«bush, fascista, ti es o imperialista», gritaba desde el centro de Pontevedra una muchedumbre incontable, con el clásico «Isto pasa por un goberno facha». «Estamos hasta las narices de Aznar», declaraba Chelo Lago, una de las miles de pontevedresas que se unieron al acto pacifista del 15 de marzo, hace diez años. «Pienso que el PP debería marcharse y dejarnos a todos en paz, dejar a los iraquíes en paz», explicaba Jesús Albo. A los concentrados tampoco les convencían los argumentos del Gobierno, que justificaba el apoyo a las acciones bélicas de Estados Unidos contra Irak con la finalidad de salvaguardar el mundo del supuesto arsenal nuclear de Sadam Hussein.

«Quienes tienen un mayor arsenal nuclear y armamento químico son los Estados Unidos» era uno de los argumentos más repetidos entre los ciudadanos consultados. Aquella manifestación partió de la Praza da Ferrería, siguió el recorrido que venía siendo habitual en este tipo de actos por las calles Benito Corbal, Sagasta, Joaquín Costa, Cobián Roffignal e Areal y finalizó ante la Subdelegación de Gobierno donde la integrante del Grupo Municipal de Teatro, Sonia Abollo, leyó un manifiesto contra la guerra.

Fue una época de grandes manifestaciones y de agitación continua en la calle española. Pontevedra no se quedó atrás. En la manifestación del 15 de marzo hubo alrededor de 20.000 personas. En toda Galicia llegaron a ser 300.000 según los organizadores. Bajo el lema ‘No a la guerra’, miles de ciudadanos tomaron las calles, convocados por la Coordinadora Galega pola Paz. La manifestación más numerosa tuvo lugar en Vigo, donde salieron entre 125.000 y 150.000 personas, y entre 80.000 y 85.000, según la Policía Local, seguida de las ciudades de Santiago y de A Coruña.

El encargado de leer el manifiesto en contra de la guerra en Pontevedra fue el profesor y escritor pontevedrés Manuel Lourenzo. Esta movilización contó con la participación de los alcaldes del BNG en Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores; en Vilaboa, Xavier Miguez; y en Poio, Luciano Sobral. También estuvieron presentes el diputado del BNG en el Congreso, Guillerme Vázquez, y los parlamentarios autonómicos Bieito Lobeira y Salomé Alvarez; por el PSdeG participaron el diputado autonómico Antón Louro y la candidata socialista a la Alcaldía en aquel entonce, Teresa Casal; también asistieron representantes sindicales, vecinales y por la Plataforma Nunca Máis, Xosé Manuel Abraldes.

Una década del No a la Guerra
Comentarios