miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

Una 'marea azul' invade la ciudad

PON1511P8F3.JPG
PON1511P8F3.JPG

Aunque el cielo amenazaba con tormenta, centenares de personas participaron ayer en la carrera solidaria organizada por la asociación de niños con diabetes de Galicia Anedia para reclamar la instauración de un protocolo de atención a los escolares que padecen esta enfermedad en los colegios.

Ataviados con camisetas azules aportadas por la propia organización, los corredores hicieron suya la reclamación de Anedia y la trasladaron por las calles de la zona monumental simulando una ‘marea azul’.

Algunos lograron completar el recorrido, de algo más de un kilómetro de longitud, en unos pocos minutos, sin dejar de pegar zancadas. Otros acabaron con los paraguas abiertos y el ritmo más pausado, pero sin cejar en su empeño de aportar su grano de arena para hacer visible las necesidades de los escolares con diabetes.

El punto de salida fue un arco colocado en la Avenida Montero Ríos, donde se fueron reuniendo los participantes. Entre ellos, destacó la asistencia masiva de estudiantes de todas las edades, con y sin esta patología, familiares, colaboradores de la asociación y alguna que otra cara conocida como, por ejemplo, las de los concejales del PP Tomás Abeigón y César Abal. «Estamos aquí para que se tome conciencia de la repercusión de esta enfermedad, especialmente en los centros escolares», apuntó el primero. «Una madre nos acaba de decir que a su hijo le daba vergüenza ponerse la camiseta, por miedo a que sus compañeros supieran que sufre diabetes. Esta iniciativa también es importante para eso, para que los niños lo vean como algo natural», señaló Abal.

La carrera contó con la participación de algunos profesores del área docente de Pontevedra, igualmente convencidos de la necesidad de aplicar unas pautas en los colegios que cubran las necesidades de los escolares con diabetes. La falta de un protocolo les obliga a actuar de forma voluntaria y bajo su responsabilidad, ya sea a la hora de medir el azúcar o de inyectar insulina, lo que disuade a un buen número de prestar este tipo de apoyo.

La presidenta de la asociación, Ana Pérez, señaló a este respecto que los delegados territoriales de Educación y Sanidade le trasladaron su compromiso de «traballar xuntos para elaborar o protocolo canto antes», durante el acto celebrado hace dos días en la Casa Consistorial. En su opinión, se trata de un gran avance, dado que «a elaboración do protocolo non depende do profesorado, senón da Administración».

Primer paso

La carrera coincidió con el Día Mundial de la Diabetes, de hecho, la carpa donde se entregaban los dorsales y las camisetas también acogió un puesto del Sergas, en el que un grupo de tres sanitarias realizó glucemias (mediciones de azúcar) y aportó información a todas las personas interesadas.

Las actividades programadas para la ocasión por la asociación Adinae continuarán durante la jornada de hoy con la realización de un obradoiro de meriendas saludables, que tendrá lugar a las 12.00 horas en la Casa Azul, y la celebración del espectáculo teatral ‘Os Super Galácticos’, que se llevará a cabo a partir de las 18.00 horas en las instalaciones del Café Moderno.

El CEIP Isidora Riestra niega haber desatendido las necesidades de un menor enfermo

El claustro de profesores del CEIP Isidora Riestra de Poio manifestó ayer su «total desacordo» con las manifestaciones trasladadas por la madre de un exalumno sobre el tratamiento que recibió su hijo, enfermo de diabetes, en el centro escolar.

Según la versión de esta última, algunos docentes se negaron a paliar las bajadas de azúcar de su hijo durante su etapa escolar en el centro. El motivo, según la propia afectada, se debía a la falta de un protocolo en los centros escolares, el mismo que ahora reclaman otras madres para garantizar una correcta atención de los alumnos con diabetes.

Los integrantes del claustro estiman, en cambio, que las críticas no están justificadas y que el niño «sempre estivo ben atendido». «Sentímonos indignados ante unhas declaracións que nada teñen que ver coa realidade nin coas medidas adoptadas polo persoal do centro ante a mencionada situación», reza el comunicado enviado ayer por los profesores del centro poiense.

Reclamaciones

Al hilo de la carrera celebrada por Adinae, algunos participantes afirmaron que la gran mayoría de los centros escolares carecen de protocolo para estos casos y que sería recomendable designar a «algún profesor» como responsable de la atención de los niños enfermos. «Sobre todo cuando son pequeñitos y no saben leer los valores de las mediciones de azúcar o cuando tienen dificultades para inyectarse», apuntó uno de ellos.

Otros reclamaron la instalación de aparatos refrigeradores, «tipo neveras», para mantener el líquido inyectable en buenas condiciones dentro de las aulas.

Una 'marea azul' invade la ciudad
Comentarios