Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Una vuelta al cole de última hora

Material escolar en una librería-papelería pontevedresa (Foto: Guille López)
Material escolar en una librería-papelería pontevedresa (Foto: Guille López)

Es una costumbre bastante extendida la de dejar para el final las compras de todo aquello que es necesario para empezar el curso bien equipado. Este año, el buen tiempo está contribuyendo a que la pereza gane a la obligación empujando a la gente a las playas en vez de a comprar libros, uniformes y artículos de papelería

Que los padres casi siempre llevan razón es algo innegable desde tiempos inmemoriales. Ya lo indica el dicho popular que reza 'más sabe el viejo por viejo que por diablo’, pero a veces se equivocan y el "te lo dije" famoso con el que suelen replicar a sus descendientes se puede volver en su contra. Buen ejemplo de ello es la vuelta al cole, una época en la que los padres hacen aquello que siempre reprochan a sus hijos: dejar todo para última hora.

Esto lo saben muy bien los responsables de los establecimientos que proporcionan todo lo necesario para volver a clase bien equipado, como las librerías, las papelerías y las tiendas de uniformes, que entre la última semana de agosto y la primera de septiembre se ven desbordados por culpa de esta costumbre de dejar todo para el final.

Aunque es pronto para hacer balances exactos sobre las ventas de este año, los vendedores de uniformes de Pontevedra tienen claro que las estrellas de esta campaña serán, una vez más, las reposiciones. Poner rodilleras, coderas y aumentar bajos serán en este inicio de curso las labores más repetidas, al igual que en los últimos años. Quitando aquellos que empiecen nuevos en un colegio, el resto solamente comprará aquello que le sea indispensable y complicado de conseguir en otros lugares como las grandes superficies.

Según los establecimientos que ofrecen ropa escolar, las ventas y los encargos están siendo este año parecidos a los del año pasado, aunque se está notando un ligero descenso de los mismos. En la tienda 'Peral Joven', situada en la plaza de Curros Enríquez, aseguran que el buen tiempo está influyendo en las ventas de este año, y explican que el hecho de que haga buen tiempo invita a la gente a retrasarse más en cumplir con la obligación de comprar los uniformes.

No obstante, siempre hay gente previsora que prefiere marcharse de vacaciones con los deberes hechos y evitar las largas colas que se forman en cada establecimiento.

El encargado de Peral Joven afirma que en julio se hicieron los primero encargos y se efectuaron las primeras ventas, aunque mantiene que la última semana de agosto y los quince primeros días de septiembre serán, como siempre, las fechas en las que la tienda reciba una mayor afluencia de clientes.

Una vuelta al cole de última hora
Comentarios