Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo

"Estamos fartos de estar fartos"

Concentración celebrada en la Praza de España de Pontevedra. DAVID FREIRE
Concentración celebrada en la Praza de España de Pontevedra. DAVID FREIRE

Los pensionistas vuelven a salir a la calle para advertir de que "non imos parar" hasta que se atiendan sus demandas, como recuperar el dinero perdido desde 2011 o un subsidio mínimo de 1.080 euros al mes

Cerca de un centenar de personas se congregaron ayer ante el monumento a los Héroes de Ponte Sampaio, atendiendo a la llamada del Movemento Galego pola Defensa das Pensións Públicas (Modepen), para reafirmar su compromiso con unas reivindicaciones que no acaban de plasmarse por escrito, pese a tener el compromiso verbal del Gobierno. "Las palabras son efímeras", recelan los pensionistas.

Pontevedra se sumó a las movilizaciones convocadas en otras nueve localidades gallegas para lanzar el mensaje de que continuarán con las movilizaciones para pedir unas pensiones dignas, ya que creen que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el PNV para subir las prestaciones será "un espejismo y no supondrá la consolidación" de las mejoras que reclaman, entre las que se encuentra una pensión mínima de 1.080 euros al mes "como fixa a Carta Social Europea", recuperación del dinero perdido desde 2011 o restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años.

Las movilizaciones se producen días después del pacto alcanzado entre el Ejecutivo de Mariano Rajoy y los nacionalistas vascos, que permitirá que los PGE sean aprobados en el Congreso y, por consiguiente, una subida de las pensiones del 1,6% durante 2018 y 2019 y retrasar cuatro años, hasta 2023, la aplicación del factor de sostenibilidad.

Los pensionistas consideran que este pacto atiende "únicamente a fines políticos" para desbloquear la aprobación de los Presupuestos por parte del Gobierno central y que no va tener continuidad en el tiempo. "Seguramente sea un espejismo que durará lo que duren las necesidades de la mayoría parlamentaria", declaró Álvaro Blanco, miembro de Modepen, en la concentración celebrada en Santiago.

Maricarmen Freire, representante del colectivo en Pontevedra, recordaba en su manifiesto que "estamos fartos de estar fartos. O sistema público de pensións é perfectamente viable e sostible, polo que o futuro non é reducir as pensións públicas ata o empobrecemento para favorecer o negocio dos plans de pensións privados".

La portavoz apuntó que "as mentiras xa non colan" y llamó a continuar con las movilizaciones, al entender que es la única vía para consolidar las mejoras en el sistema de pensiones. "Estamos convencidos de que é cuestión de insistir, persistir e resistir", remarcó.

"Estamos fartos de estar fartos"
Comentarios