El 11 de diciembre de 2009, la fecha en la que más tarde llegó la Navidad a Pontevedra desde que gobierna Lores

El Concello también aludía entonces a una crisis para retrasar el inicio del alumbrado festivo
Elementos decorativos en la Praza da Ferrería en la Navidad de 2020. DAVID FREIRE (ADP)
photo_camera Elementos decorativos en la Praza da Ferrería en la Navidad de 2020. DAVID FREIRE (ADP)

Pontevedra ha dado siempre la bienvenida a la Navidad antes del puente de la Constitución desde que Miguel Anxo Fernández Lores se convirtiese en alcalde de la ciudad en 1999. Salvo en dos ocasiones: la prevista para este año, en el que el encendido se retrasará hasta el 16 de diciembre, y en 2009. Entonces, el Concello también aludía a una crisis para retrasar el inicio del alumbrado festivo. La recesión económica tenía otros motivos, el estallido de la burbuja inmobiliaria, pero la versión oficial era la misma: apretarse el cinturón.

En 2008, medidas de ahorro

Un año antes de aquella demorada iluminación, que también fue criticada por distintos sectores económicos, el Concello anunciaba restricciones en el alumbrado navideño. Era 2008 y se notaban los primeros azotes de crisis económica, lo que llevó a muchos municipios de España a mantener a raya el gasto público. Pontevedra se unía a Madrid, Oviedo, Sevilla y Zaragoza en la puesta en marcha de iniciativas contra el "despilfarro" de Navidad. Se instalaron menos luces y se apostó por bombillas de bajo consumo.

En 2009 se siguió la misma política y en 2010 el cinturón se apretó algo más, reduciendo el horario del lucerío hasta medianoche (salvo en Fin de Año).

5 de diciembre, día favorito

El 5 de diciembre es la fecha favorita para el encendido navideño en la capital. Hasta en doce ocasiones se optó por este día: 2000, 2002, 2007, 2008, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2018, 2019 Y 2021. El 1 de diciembre fue el día elegido en tres ejercicios (2001, 2006 Y 2017); el 3 de diciembre en tres campañas (1999, 2004 y 2010) y el 4 de diciembre en dos ocasiones (2003 y 2020). La inauguración de la Navidad no siempre ha tenido el mismo impacto, pasando desapercibido incluso a nivel mediático. Hasta que Vigo lo cambió todo.

Comentarios