1.200 casos nuevos al año y pacientes más jóvenes: la realidad poscovid de Oncología

El 30% de los tumores que aborda el servicio del Área Sanitaria son de mama, una patología que ha elevado su incidencia, pero también la tasa de supervivencia. El futuro de las terapias: inmunoconjugados y fármacos bioespecíficos

Fachada principal del Provincial, donde está situado el servicio de Oncología. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Fachada principal del Provincial, donde está situado el servicio de Oncología. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Con motivo del Día Mundial del Cáncer, cuya efeméride se conmemora el 4 de febrero, ha pulsado la situación del servicio de Oncología del Área Sanitaria de Pontevedra y O Salnés, una de las áreas más importantes que participan en el abordaje de las patologías oncológicas. ¿Cuál ha sido el resultado?

De forma muy resumida se puede decir que los diagnósticos han experimentado un leve repunte respecto a las cifras prepandemia y que tanto el perfil de los pacientes como los tratamientos han experimentado importantes cambios respecto a la radiografía que se hacía hace unos años. Hoy, los cribados han anticipado la detección de la enfermedad a edades más jóvenes y los avances en medicina han elevado la tasa de supervivencia, sobre todo en los de mayor prevalencia.

Incidencia

El jefe en funciones, Francisco Ramón García Arroyo, precisa que el servicio asiste cada año a cerca de 1.200 casos nuevos de cáncer (unos 200 más que en 2018) a los que ofrece una estrategia terapéutica o supervisión. El volumen es similar al de los últimos ejercicios, pero cabe destacar que los enfermos que pasan por sus consultas no son ni muchos menos todos los que se descubren cada año. Los tumores en estado inicial que son erradicados con cirugía se quedan fuera del cómputo, como ocurre por ejemplo con muchas neoplasias de próstata, que son abordadas directamente por el servicio de Urología.

¿Cuáles son entonces los más habituales? Según cifras facilitadas por el doctor Arroyo, el 30% de los cánceres atendidos por Oncología son de mama, "el más frecuente de los que vemos" con entre 330 y 350 pacientes nuevas al año. El porcentaje, que ha subido levemente con la ampliación de los planes de detección precoz, tiene que ver con la propia incidencia de la enfermedad en las mujeres, pero también con la estrategia terapéutica porque, aunque un número importante son intervenidas en quirófano, es un cáncer que es habitual que requiera terapias como la quimioterapia, la radioterapia u otras estrategias. "Es una enfermedad sistémica y hasta en el estado inicial va a llevar aunque sea tratamiento hormonal", precisa el especialista.

Perfil

El segundo más recurrente en el servicio es el cáncer de colon (17%), también uno de los mayor incidencia en la población, y el tercero es del pulmón no microcítico (10%), en el que también se manejan altas tasas de prevalencia. La lista continúa con los tumores de recto (6%), de cabeza y cuello (5%), de estómago (4%) y de muchos otros tipos que se quedan por debajo de esos índices.

El grueso de los casos nuevos se detectan por encima de los 60 años, "porque el cáncer es una enfermedad vinculada al envejecimiento genético". Sin embargo, la disposición de nuevas herramientas para localizar la enfermedad ha provocado que lleguen a Oncología "pacientes más jóvenes". Entre ellas, las consultas de cáncer hereditario, que favorecen la detección de pacientes con mutaciones proclives a padecer la enfermedad, así como los programas de cribado.

Nuevas terapias

El doctor Arroyo asegura que la tasa de supervivencia ha mejorado, pero que lo ha hecho "de forma desigual", de modo que "en algunos casos es más claro que en otros". El cáncer de mama y el cáncer linfático, por ejemplo, son unos de los que han mejorado notablemente las expectativas de vida, y en otros, aunque la tasa de supervivencia es menor, "se han experimentado avances bastante importantes, como es el caso del cáncer de vejiga".

Los progresos están estrechamente ligados a los avances en el tratamiento, porque la quimioterapia sigue estando presente en muchas estrategias terapéuticas, pero otras opciones más innovadoras y personalizadas van ganando cada vez más terreno. El especialista destaca el caso de los inmunoconjugados, un tipo de tratamiento que permite vehiculizar la quimioterapia a la célula tumoral a través de un anticuerpo y que en el gremio se conoce como "bala mágica" por sus efectos tan precisos.

El uso de la inmunoterapia (un fármaco que activa el sistema inmune) también ha ido creciendo hasta el punto que en la actualidad "más del 50% de los pacientes que asiste Oncología utilizan este tratamiento", de forma única o en combinación con la quimioterapia. Su aplicación se está extendiendo a nuevas patologías, como los tumores digestivos, y según destaca Arroyo, han permitido marcar un nuevo punto de inflexión en tipos con complejos, "como el cáncer de mama triple negativo".

El oncólogo también subraya los beneficios que han reportado los biomarcadores, con los que se puede identificar el tipo de genes, proteínas u otras moléculas que tiene un tumor y con los que se puede elegir mejor el tratamiento. Además, ve "muy prometedores" los resultados que están cosechando las células Car-T (otro tipo de inmnunoterapia) y los bioespecíficos, unos fármacos que llevan doble anticuerpo: uno que actúa sobre la célula tumoral y otro que activa el sistema inmunológico. "Ya se está empleando en linfomas y en el melanoma ocular. Es un campo muy interesante", concluye Arroyo.

"La radioterapia será una ventaja enorme"
Al igual que muchos otros profesionales del Área Sanitaria, el jefe en funciones de Oncología, Francisco Ramón García Arroyo, se muestra convencido de que el servicio de Radioterapia que empezará a funcionar en el Novo Montecelo "será una gran ventaja" para los enfermos oncológicos. Fundamentalmente, porque evitará el traslado a Vigo de unas 500 personas al año, entre las que se encuentran muchos pacientes que nada más terminar la quimioterapia en el Hospital Provincial tienen que marcharse a la ciudad olívica para recibir radioterapia (debido a tratamientos combinados).

Además, el especialista confía en que el área de Medicina Nuclear que también se estrenará con el nuevo hospital no se limite al campo diangóstico, sino que trabaje también en el área terapéutica, puesto que permitiría ampliar la cartera de tratamientos.

23.001
Es el número de consultas externas que realizó el año pasado el servicio de Oncología del Área Sanitaria , entre las que se encuentras primeras citas y sucesivas. Del total, 18.315 se llevaron a cabo en distrito sanitario de Pontevedra y 4.686 en el Hospital do Salnés.

 

El Novo Montecelo ampliará la sala de tratamientos
La apertura del Novo Montecelo, prevista para el segundo semestre de 2025, se traducirá en la puesta en marcha de un hospital de día para los pacientes oncológicos que reciben tratamiento intravenoso. La sala, mucho más amplia que la actual, será compartida con Hematología y Farmacia Oncológica, si bien la intención de Oncología es que el servicio pueda disponer de tres camas y 30 sillones, diez más que en la actualidad. Esto permitirá aligerar el suministro de las terapias que actualmente reciben el Provincial "entre 55 y 60 pacientes" en horario de mañana y tarde.

Sala de espera
La inauguración del nuevo hospital también permitirá poner a disposición de los usuarios y acompañantes una nueva sala de espera; sin duda, una de las reclamaciones más recurrentes entre los que hacen uso de estas instalaciones por su tamaño (muy pequeña) y su estado (sin luz natural).

Comentarios