Miércoles. 19.06.2019 |
El tiempo
Miércoles. 19.06.2019
El tiempo

Cerca de 3.000 jóvenes de Pontevedra pueden votar por primera vez para elegir a su alcalde

Adrián (izquierda) y Carlos en el local de la asociación Xuntos. GONZALO GARCÍA
Adrián (izquierda) y Carlos en el local de la asociación Xuntos. GONZALO GARCÍA

El número de personas mayores de 65 años que figuran en el censo electoral del municipio quintuplica al de nuevos votantes ▶Personas con discapacidad intelectual afrontan "con muchísima ilusión" su primeros comicios locales

Para todo hay una primera vez. También para votar. Para los jóvenes de entre 18 y 21 años la del 26M será su primera cita en las urnas para participar en unos comicios en los que se elegirán alcaldes y concejales (de los que además saldrán elegidos los miembros de las diputaciones provinciales) y los diputados del Parlamento Europeo.

Según el padrón de habitantes del Instituto Nacional de Estadística (INE), a 1 de enero de 2018 son 2.954 los jóvenes pontevedreses de entre 18 y 21 años quienes podrán depositar su papeleta por primera vez en unas elecciones locales, frente a los 3.025 de los anteriores comicios locales. En todo caso, por cada votante novel que figura en el censo del municipio hay cinco electores veteranos, con un total de 16.691 personas de más de 65 años de edad.

Muchos de los votantes inexpertos afrontan la cita del 26M con la misma ilusión con la que acudieron a depositar su voto en las urnas el pasado 28 de abril, con motivo de las elecciones generales. No se atreven a vaticinar lo que ocurrirá el 26 de mayo y reclaman "más propuestas y actos" para ellos.

Con más partidos políticos en la pelea por hacerse un hueco en los concellos, la juventud se interesa por los distintos programas para buscar dónde están plasmadas las actuaciones que les afectan, ya que son "el futuro". En la Boa Vila, este grupo de nuevos votantes de entre 18 y 21 años (1.477 hombres e igual número de mujeres) supone tan solo un 3,5% del censo total de votantes del municipio, que en total contiene a 82.802 personas.

A nivel provincial son 31.746 los jóvenes de entre 18 y 21 años los que pueden participar en las elecciones municipales (8.142 de 18 años, 7.739 de 19 años, 7.907 de 20 años y 7.958 de 21 años).

Estos jóvenes cada vez son más conscientes de la importancia de ejercer el derecho al voto. Uno de ellos, Roberto de la Iglesia Rodríguez, es un estudiante de 18 años que ya se estrenó como votante en las generales del 28A. Asegura tener claro a qué formación política va a apoyar en las urnas porque, precisa, en las elecciones para presidente del Gobierno "ya me informé bastante bien de las propuestas políticas de los distintos partidos". Señala que "los jóvenes que estamos comenzando a votar tenemos que empezar a mirar por nuestro futuro y a decidir quiénes queremos que nos gobiernen tanto a nivel local como estatal".

En este sentido, Roberto indica que "me gustan los cambios que está realizando el BNG en Pontevedra, sobre todo la peatonalización. Espero que el Concello continúe desarrollando ese modelo urbano para hacer de esta ciudad el mejor lugar que se puede soñar para vivir".

Laura Losantos Otero, de 18 años, estudia en el Instituto Valle Inclán. "Ya tengo una idea formada de cómo es el proceso porque ya voté en las últimas elecciones generales. Hasta hace poco, la política no me interesaba mucho pero me puse al día porque mi voto me representa", señala. Además, considera que resulta "básico" que las propuestas de los partidos incluyan medidas para facilitar la inserción laboral de los jóvenes. "Los políticos también deberían pensar en los jóvenes que se están formando académicamente y evitar efectuar recortes en educación".

DISCAPACIDAD. Este domingo 26 de mayo serán las primeras elecciones municipales en las que todas las personas mayores de 18 años podrán ejercer su derecho de sufragio, gracias a la reforma en la pasada legislatura de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), que acaba con el veto a 100.000 ciudadanos con discapacidad intelectual o enfermedad mental incapacitados judicialmente.

Personas con síndrome de Down de la comarca de Pontevedra que han podido estrenarse como electores en las generales del 28A afrontan "con muchísima ilusión" su primera cita en las urnas para la elección de alcalde. "Es importante seguir dando pasos en el camino de la igualdad", indica Fernando Marino, el pedagogo de la asociación Xuntos que se ha encargado de explicar "de forma clara y sencilla" a los usuarios del centro que tiene la entidad en O Gorgullón todos los aspectos tener en cuenta a la hora de votar, qué es votar, cómo se vota, los distintos tipos de elecciones y qué se elige cuando se vota.

Adrián, de 27 años, y Carlos, de 34, son dos de las personas que asistieron a las charlas informativas en las que han conocido las propuestas electorales de cada formación política. "Aún no hemos decidido a quien votaremos. Esperaremos a última hora para acabar de leer los programas antes de escoger las papeletas que meteremos en la urna", señalan.

Carlos, cuya discapacidad intelectual no que le ha impedido participar en anteriores citas electorales (no está incapacitado judicialmente), indica que se lo va a pensar "con calma" antes de inclinarse por una opción política concreta. También Adrián, para quien las del 26M serán las primeras elecciones municipales en las que participará, no se decidirá hasta terminar de repasar los programas. Ni uno ni otro desvelan sus preferencias hacia un partido porque, recuerdan, "el voto es secreto". Ambos forman parte de un colectivo de 60 personas con discapacidad intelectual que en la jornada del 26M podrán ejercer su derecho al voto sin cortapisas. Incluso alguno de ellos figura por primera vez en listas electorales como candidatos del PP en Ponte Caldelas y Moaña, si bien lo hacen de forma testimonial en puestos en los que no optan a salir elegidos.

VETO. El presidente de la asociación de síndrome de Down Xuntos, Manuel Pérez Cabo, recuerda que en las elecciones generales del 28A la Junta Electoral había dictado una norma que le concedía atribuciones a los interventores o apoderados de los partidos políticos para tomar nota del DNI de las personas con discapacidad y efectuar una observación que considera "totalmente subjetiva" porque, asegura, "es muy posible que muchos de estos usuarios sepan más de política que el propio interventor".

"La presión para derogar la norma continúa de una manera importante por parte de Down Galicia y Down España, además de otros organismos de discapacidad", recuerda Pérez Cabo.

"Contamos con el compromiso expreso de los dirigentes políticos de que no van a aplicar esa normativa en Pontevedra ni en el resto de Galicia", subraya el presidente del colectivo Xuntos.

Cerca de 3.000 jóvenes de Pontevedra pueden votar por primera vez...
Comentarios