La mitad de la vivienda de alquiler en Pontevedra cumple las condiciones del bono joven

La oferta de arrendamiento de pisos en Pontevedra por 600 euros al mes o menos se sitúa por encima de la media nacional (38,8%) y de capitales como A Coruña (32%)
Una pareja de jóvenes contempla la oferta de una inmobiliaria. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (ADP)
photo_camera Una pareja de jóvenes contempla la oferta de una inmobiliaria. JAVIER CERVERA-MERCADILLO (ADP)

Casi la mitad del parque de vivienda en alquiler de Pontevedra cumple las condiciones requeridas para la aplicación del bono joven que propone el Gobierno para facilitar el acceso a un hogar de los menores de 35 años. Así se desprende del estudio Impacto del bono joven según la oferta y los precios, realizado por Fotocasa, en el que se analiza la oferta de pisos y casas de precio igual o inferior a 600 euros mensuales existente en las 50 capitales de provincia españolas.

Según los datos recogidos por este portal, solo el 38,8% de la oferta total de las capitales de provincia cumplen con el límite de renta establecido. Sin embargo, el porcentaje es hasta ocho puntos superior en la Boa Vila.

Pontevedra contabiliza un 46,9% de viviendas en alquiler que responden a los requisitos establecidos en la ayuda para los más jóvenes, por encima de A Coruña, donde este se reduce al 32%, pero por debajo de Lugo, con un 67%, y Ourense, que llega al 80%.

De este estudio se desprende que los jóvenes que se podrán beneficiar de este bono es residual. Concretamente, quienes viven en Madrid, Barcelona, Valencia, Pamplona, Bilbao, Donostia y Vitoria no podrán optar a esta herramienta de ayuda pública, ya que, según los datos del portal inmobiliario, el porcentaje es tan escaso que podría considerarse que no hay viviendas por debajo del precio de los 600 euros al mes en estas zonas, aunque algunas comunidades podrían regular el límite del precio hasta los 900 euros al mes.

Ver más | Bono para el alquiler: quién puede solicitarlo y desde cuándo

Pontevedra se sitúa en el grupo de capitales que disponen de entre el 40 y 60% de viviendas por debajo de los 600 euros mensuales. En la misma situación se encuentran ciudades como Lleida (40.7%), Murcia (42.0%), Huesca 44.8%), Soria (45.5%), Burgos (45.6%), Valladolid (46.3%), Castellón de la Plana (48.4%), Badajoz (50.0%), Cuenca (50.0%), Almería (50.9%), Huelva (51.5%), Córdoba (52.8%), Oviedo (53.4%), León (54.5%), Jaén capital (67.4%) y Lugo.

El Gobierno prevé llegar con este cheque a 70.000 personas, lo que supone menos del 1% de los más de 9,2 millones de ciudadanos de 18 a 35 años. Hay que tener en cuenta que la tasa de emancipación actual es de apenas el 14,9% entre los 16 y 29 años. El Consejo de la Juventud rebajaba la previsión de que la ayuda al alquiler llegará a 50.000 jóvenes, un 1,7% de los que viven por su cuenta.

VIVIR EN EL CENTRO HISTÓRICO. La Xunta ofrece ayudas de hasta 15.000 euros para adquirir una vivienda en un casco histórico gallego.

En 2021 se cerró la concesión de 65 subvenciones a otras tantas familias, de las cuales un 41,5% se concecieron a jóvenes menores de 35 años. Esta ayuda será de 10.800 euros y se incrementa hasta los 12.800 si el solicitante tiene menos de 35 años.

Entre los requisitos está el haber inscrito con posterioridad al 1 de enero de 2022 un contrato privado o, si es el caso, una escritura pública de adquisición de una vivienda ya construida, sea nueva, usada o que se vaya a rehabilitar.

Comentarios