El 60% de las viviendas turísticas ya están reservadas para agosto, "todo un récord"

Las tarifas suben entre un 3% y un 5% y las estancias se alargan gracias al teletrabajo. El perfil del cliente "está cambiando": las Rías Baixas acaparan cada vez más turistas que plantan el sur

Veraneantes en el paseo de Silgar. ARCHIVO/JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Veraneantes en el paseo de Silgar. ARCHIVO/JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Si usted es de los que tiene pensado pasar sus vacaciones de verano en alguna de las viviendas turísticas de las Rías Baixas saque agenda y vaya planificando la reserva, porque el stock adelgaza a velocidad crucero. Tanto, que a estas alturas del año, aún con la primavera recién estrenada, seis de cada diez alojamientos ya están reservados para agosto, el mes estrella de la temporada en el que el 40% de los españoles deciden disfrutar sus días de descanso.

Dulcinea Aguín, presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia, Aviturga, señala que las reservas para el verano "ya empezaron a principios de año" y que, aunque ya hace varias temporadas que se perciben reservas más precoces, lo de este 2024 está siendo "todo un récord". "Desde hace tiempo venimos observando que la planificación se hace con más antelación, sobre todo para las fechas centrales de las vacaciones, pero que haya tanto volumen y con tanta anticipación sí que es nuevo", traslada la portavoz a este periódico.

Perfil del visitante

En el caso de julio el índice de reservas se sitúa en el 35%, pero no es aventurado presagiar que la ocupación definitiva se situará muy por encima de esta cifra. Las viviendas de uso turístico están en boga y a esto se suma el poder tractor de las Rías Baixas, que ha ido subiendo conforme se han ido disparando las temperaturas en otros destinos cabecera. "Muchos vienen de Madrid, pero el perfil está cambiando. Hay mucho cliente que era fiel del sur y que ahora prefiere venir a Galicia para escapar de las elevadas temperaturas y, además, vemos que aumenta el visitante que procede del País Vasco y Cataluña", precisa la presidenta del colectivo.

Actualización de tarifas

Tal y como han hecho los alojamientos hoteleros convencionales, las viviendas de uso turístico han actualizado tarifas este año con un incremento de entre el 3% y el 5%, un promedio que, según Aguín, sigue la senda de otros ejercicios.

Sanxenxo encabeza la lista de las opciones más cotizadas, con estancias por encima de los 200 euros por noche para principios de agosto. No obstante, la presidenta de Aviturga señala que "hay precios de viviendas para todos los bolsillos" y que "nadie se queda sin venir a Galicia por dinero. Dentro de Sanxenxo hay mucha variedad de precio".

Los importes varían en función de las características de la vivienda y la ubicación y, efectivamente, Booking, "la plataforma donde se formalizan más reservas de viviendas de uso turístico", refleja propuestas para todas las carteras. En estos momentos la opción más económica en el entorno de Pontevedra para el 5 de agosto para dos adultos y dos niños es un apartamento situado en Caldas de Reis que se cotiza a 96 euros, y la opción más barata para los que quieren costa es un apartamento en Cambados que se ofrece por 100 euros la noche.

A partir de ahí las tarifas crecen sin paliativos, llegando por una sola pernocta a los 428 euros en el caso de Pontevedra, a los 511 euros en Sanxenxo y a los 520 en O Grove. De hecho, los destinos de O Salnés, con la villa sanxenxina a la cabeza, son de los más reclamados entre los turistas y en los que se percibe en mayor grado que la disponibilidad se va recortando paso a paso.

Estancia más larga

El perfil más habitual entre los clientes de la vivienda de uso turístico continúa siendo el de una familia con hijos, pero donde se perciben cambios es en la estancia, que "este año se alargan respecto a la temporada pasada". ¿Las causas? En la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia intuyen que el cambio está relacionado con factores como el teletrabajo, que permite "estar más tiempo en el destino de vacaciones compaginando trabajo y descanso".

Como resultado, la estancia promedio para este año oscilará entre los cinco y seis días en las viviendas turísticas de las Rías Baixas.

Pontevedra multiplicó su oferta por 25 en apenas siete años

El tirón de las viviendas de uso turístico ha catapultado este negocio en casi todas las esquinas de las Rías Baixas. En el caso del municipio de Pontevedra, el último recuento, correspondiente al mes de enero, cuantificó en el concello 457 alojamientos de este tipo, una cifra que multiplica por 25 las 18 que se contabilizaban en 2017, cuando se inició el registro obligatorio. En Sanxenxo el crecimiento no ha sido tan abrupto, pero es el ayuntamiento del entorno que aglutina más viviendas turísticas. Exactamente, 2.761 con capacidad para alojar a 14.392 personas, cinco veces más que hace siete años.

En O Grove la oferta se ha multiplicado por 11, pasando de las 59 viviendas turísticas a las 652 y en Bueu se ha multiplicado por 15, pasando de las 41 de 2017 a las 367 que constan en estos momentos.

Comentarios