Abren las compuertas de O Pontillón y Eiras al alcanzar el 100% de su capacidad

A pesar de las lluvias de los últimos días, la media de la reserva hídrica gallega desciende en relación a la semana pasada y se sitúa en el 86,99% ▶ A nivel nacional el agua embalsada sube un 5%
photo_camera El embalse de O Pontillón do Castro, que abastece a Pontevedra y su entorno, ha abierto sus compuertas tras alcanzar el 100% de su capacidad. VÍDEO: GONZALO GARCÍA

Los embalses de O Pontillón do Castro, que abastece a Pontevedra y su entorno, y Eiras, que suministra agua a Vigo, han abierto sus compuertas tras alcanzar el 100% de su capacidad en el caso del primero y el 99,4% en el segundo.

El objetivo es permitir el paso del caudal de agua y evitar desbordes en las presas, según fuentes de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, que recuerdan que las normas de explotación de los embalses contemplan que la cota de desagüe es más alta al empezar la primavera para preservar las reservas de agua en verano.

El embalse que abastece a Pontevedra, O Pontillón do Castro, llegó al 100% de su capacidad. GONZALO GARCÍA
El embalse que abastece a Pontevedra, O Pontillón do Castro, llegó al 100% de su capacidad. GONZALO GARCÍA

De los embalses de la demarcación Galicia-Costa que abastecen agua a distintas poblaciones también el de Beche, en Abegondo, se encuentra al 100% de ocupación, mientras que superan el 90% los de Zamáns (Vigo), Baiona y Vilagarcía.

Por otra parte, de las presas hidroeléctricas de la misma demarcación, la de Vilagudín también está llena, mientras que se sitúan por encima del 90% de su capacidad las del Eume, Fervenza (río Xallas), Barrié de la Maza (río Tambre) y Vilasenín (río Pórtigo).

Esta situación es consecuencia de un otoño e invierno que dejaron en la provincia un acumulado de más de mil litros por metro cuadrado, según los datos de  Meteogalicia.

Reserva hídrica gallega

Pese a estas cifras, fuentes autonómicas sostienen que la reserva hídrica gallega ha bajado ligeramente con respecto a la semana anterior, al situarse en el 86,99% frente al 87,39% y pese a las lluvias generalizadas. La reserva de agua se sitúa por encima de la media de la última década, aunque encadena dos semanas de descenso.

Así, la cuenca Miño-Sil cuenta actualmente con 2.634 hectómetros cúbicos embalsados, es decir, se encuentra al 86,9% de su capacidad, según el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en que se constata que en la última década estaba sobre el 75,5% en los últimos diez años. Por su parte, la cuenca de Galicia-Costa se encuentra al 87,3%, con 597 hectómetros cúbicos de los 684 de su capacidad total, algo por debajo que la semana anterior, que era del 88%.

En general, en la media del Estado, las lluvias de Semana Santa sí han permitido aumentar la ocupación de las presas, en concreto, 5,3 puntos al pasar del 57,8% al 63,1%, con 35.375 hectómetros cúbicos (hm3) de agua acumulada actualmente.

Los embalses han aumentado en 2.968 hm3 en los últimos siete días en el Estado y la última semana se convierte en la que más ha crecido la reserva durante 2024, muy cerca de la semana del pasado 26 de enero, cuando el aumento fue de 2.932 hm3 (el 5,2% de la capacidad de los embalses).

Así, los embalses están 11,6 puntos por encima que la misma fecha de hace un año (con 6.489 hm3 más de agua), pero dos décimas por debajo que la media de los últimos diez años. Por ámbitos, el Cantábrico Oriental se encuentra al 93,2%; el Cantábrico Occidental, al 82,9%; el Miño-Sil, al 86,9%; las cuencas internas del País Vasco, al 90,5%; el Duero, al 86,4%; el Tajo, al 76,6%; Tinto, Odiel y Piedras, al 84,3%; el Ebro, al 73%; y el Júcar, al 52,6%.

Comentarios