El precio de los alimentos se dispara por el temor al desabastecimiento

Los aceites han sufrido un incremento en el IPC del 28% con respecto al año pasado y la leche y los cereales rozan el 10% ▶ La Asociación de Consumidores advierte de que la inflación seguirá al alza todo el año, ya que "se prolongará más allá de lo que dure la invasión a Ucrania"
Gente comprando en un supermercado de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Gente comprando en un supermercado de la ciudad. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La provincia de Pontevedra acusó en los primeros meses del año la mayor subida de precios de toda Galicia, de hecho, el IPC se situó en el 7,1%, el récord de toda la serie histórica, por encima, incluso, de la media nacional (6%). A esta grave situación se han sumado dos conflictos, la invasión de Rusia en Ucrania y la huelga de transportistas, hechos que tienen consecuencias directas en el bolsillo de la ciudadanía, ya que, el miedo a un posible desabastecimiento está provocando el acopio innecesario de distintos productos, lo que genera que la cesta de la compra se encarezca a un ritmo frenético.

Con tan solo dar una vuelta por cualquier supermercado de la ciudad se puede comprobar como todo, o casi todo, ha subido de precio. Según el INE, en febrero los aceites se han encarecido en un 27,8% con respecto al mismo período del año pasado. De hecho, mientras un litro de girasol estaba el pasado mes de noviembre a 1,49 euros, el valor medio en la actualidad asciende a los 2,99. Lo mismo ocurre con el de oliva, un artículo cuyo preció pasó, esta misma semana, de los 3,85 euros a rozar los cinco, es decir, un 30% más.

Sin embargo, este no es el único artículo que ha registrado un importante incremento en los últimos días. El café, el cacao o las infusiones han aumentado su precio en un 4,8% si comparamos los datos de febrero con respecto a enero. Una cifra que aumenta hasta el 8,7% en la tasa de variación interanual. 

Las carnes también han sufrido una tendencia a la alza. En concreto, la de cordero contabilizó un ascenso del 12,5% en relación al 2021, la de ave un 7,3% y la de vacuno un 3,8%. El pescado, por su parte, tanto el fresco como el congelado, registraron un aumento de 2,7%.

Uno de los puestos del Mercado de Abastos en la jornada de ayer. RAFA FARIÑA.
Uno de los puestos del Mercado de Abastos en la jornada de ayer. RAFA FARIÑA.

Destaca también el IPC en tres productos básicos. Por un lado, la leche, un artículo que, desde noviembre se encareció en un 7,6% y, en un año, un 10,2%. Por otro lado, el pan, con un incremento del 7% en la tasa interanual de febrero; y los huevos, con un 8,1%. Sorprende además el incremento de la fruta fresca (5,5%), del agua, refrescos y zumos (5,4%), y de los preparados de legumbres y hortalizas (9,1%).

En el mes de marzo, los supermercados han notado como esta tendencia continúa a la alza. Aunque la mayoría no quieren alertar a la ciudadanía, lo cierto es que un establecimiento comercial sí ha reconocido a este periódico como "en las dos últimas semanas, el precio de los pescados ya aumentó un 20%, la panadería un 10%, las galletas un 12%, los snacks entre un 15 y un 22% y los piensos hasta un 35%, por no hablar de los aceites, harinas, carnes y conservas, donde el incremento es mayor". 

Ambiente, ayer, en el Mercado de Abastos. RAFA FARIÑA
Ambiente, ayer, en el Mercado de Abastos. RAFA FARIÑA

Ante esta realidad, numerosas asociaciones y colectivos han exigido al Gobierno la bajada inminente de los precios. Uno de los últimos en hacerlo fue el sindicato UGT. El secretario comarcal, Ramón Vidal, compara esta situación "cos primeiros momentos da pandemia, cando collimos determinados produtos fetiche para facer acopio dun artigo que pagamos a un prezo que despois se estabilizou".

Acopio de productos ante una "estratexia de mercado"

"Está todo disparado porque hai rumores de que non imos ter produtos nos estantes e hai que deixar claro que aínda que pode ser que non haxa algunha marca ou algún produto concreto, sempre haberá alternativas", explica Vidal. 

"A alarma nos leva a acopiar produtos sen necesidade", y esa alerta nace "ao ver como nunha estantería non hai unha marca", pero recuerda como "as veces, esto son estratexias de mercado". "É unha utilización do momento no que estamos para que determinados intermediarios saquen uns grandes beneficios", añade.

"A alarma nos leva a acopiar produtos sen necesidade, pero as veces, esto son estratexias de mercado. É unha utilización do momento no que estamos para que determinados intermediarios saquen uns grandes beneficios"

El secretario comarcal de UGT es consciente de que "o IPC vai subir", pero recuerda que "estábamos acostumados a unha inflación moi baixa e, de feito, en ocasións, a unha deflación", y, en su opinión, "esta situación vai mudar e, cando isto se normalice, os prezos volverán a estar nos marxes normais". 

¿Hasta cuándo se producirá esta inflación?

Aunque desde el sindicato intentan enviar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, lo cierto es que las grandes cadenas están viviendo "con gran incertidumbre" toda esta situación, ya que "ni nosotros mismos sabemos cómo van a evolucionar los precios".

Un establecimiento de la ciudad del Lérez ha confirmado que "la previsión es que no vayan ni para arriba ni para abajo, que se queden como están ahora", ya que, por el momento, "no tenemos comunicación oficial de que vaya a cambiar la situación a mejor".

"La previsión es que los precios se queden como están ahora, ya que, por el momento, no tenemos comunicación oficial de que vaya a cambiar la situación a mejor"

Donde sí que se puede comprobar la tendencia es en los folletos que los supermercados suelen repartir entre la ciudadanía con sus mejores ofertas. Gracias a este documento, esta cadena comercial reconoce que "viendo los precios del próximo folleto que se pondrá en marcha, y que pertenece a principios de abril, sí que podemos decir que los precios son los mismos que ahora".

A la pregunta de cómo están respondiendo los pontevedreses ante este brutal encarecimiento de precios, este supermercado asegura que "la gente está más cabreada porque no hay aceite, que por la subida de precios".

Opinión distinta la de la Asociación de Consumidores y Amas de Casa Rías Baixas de Pontevedra. "La evolución de esta inflación es una incógnita, pero no somos muy optimistas porque no parece que esta tendencia vaya a remitir en un corto-medio plazo", afirma  María Álvarez, técnica en consumo de este colectivo.

Si algo tienen claro en esta entidad es que la subida de precios dependerá de lo que dure la invasión de Rusia, y, por ello, confirman que "en la primavera, los precios van a seguir al alza, porque dependerá de la guerra. Hay que tener claro que Ucrania es el granero de Europa y esto está provocando la escasez de trigo y maíz, algo que va a tirar de los precios de una forma inevitable".

Pero sin duda, "lo peor de todo, es que esta situación se prolongará más allá de lo que dure esta guerra. Va a ser complicado que esto remita en poco tiempo y, una vez se acabe, hay que ver cómo va a seguir ese país y cómo va a poder afrontar esa producción", afirma Álvarez.

Es por todo ello que, según esta asociación pontevedresa, "la prioridad absoluta de los políticos debería ser parar estos incrementos, porque al final nosotros somos rehenes de la energía. Ser dependientes en el mercado energético ha provocado todo este incremento de precios, una situación que se está llevando más de la mitad del salario de muchas personas".

Una llamada a la cordura y a la cautela de toda la sociedad

Ante el acopio descontrolado por parte de la ciudadanía, la Asociación de Consumidores advierte de que "en esta realidad, no ayuda para nada el egoísmo de mucha gente que quiere proveerse de todo lo que encuentran en el supermercado".

Para salir de esta situación es fundamental hacer un trabajo de empatía y solidaridad y tratar de comprar bajo la prudencia, la sensatez y la responsabilidad social.

En esta realidad, no ayuda para nada el egoísmo de mucha gente que quiere proveerse de todo lo que encuentran en el supermercado"

CESTA DE LA COMPRA

aceite de girasol

2,99 euros

El valor medio del girasol en noviembre era de 1,48 euros y ahora llega a los 2,99


huevos

1,55 euros

El precio de los huevos ha pasado de 1,45 a 1,55 euros en tan solo cuatro meses


arroz

1,64 euros

El arroz subió 11 céntimos, pasando, en cuatro meses, de 1,53 euros a 1,64


Sliced white bread on the table ready for eat

1,99 euros

El pan de molde se vendía en noviembre a 1,80 euros. Ahora el precio es de 1,99


leche

0,99 euros

La leche ha sufrido un incremento de un 7,6% desde el pasado noviembre


Optimized by JPEGmini 3.14.11.71554471 0x30f523c6

3,79 euros

En noviembre el pollo entero costaba 2,97 euros, lo que indica que subió un 27,6% 


solomillo-de-cerdo-2

7,95 euros

El precio de este producto pasó de 6,76 euros a 7,95, un 17,6% más
 


lechuga

0,89 euros

La lechuga iceberg registró un incremento de 8,5% desde el pasado noviembre 


Otros sectores
La cesta de la compra no es lo único que se ha encarecido. En los datos del INE de febrero se puede comprobar como la calefacción, la luz y la distribución del agua se ha incrementado en un 56,3% en relación al mismo mes del 2021.

Aumento destacable también el del transporte personal, con un 13,1%; o el de los servicios médicos, con un 3,3%. El precio de los muebles y los revestimientos para el suelo subió un 6,6%, el de las prendas de vestir de hombre un 6,3% y el de mujer un 4,4%.

Por último, el sector de turismo y hostelería sufrió un ascenso en el IPC del 4,2% y el de la educación oscila entre el 0,9% (universidad), el 1% (secundaria) y el 1,6% (infantil y primaria.

Comentarios