El acusado de agresión sexual a una menor dice ser víctima de una venganza

El joven aseguró ante el tribunal de la Audiencia que atiende su caso que "jamás se me pasaría por la cabeza atacarla" 
Carteles contra las agresiones sexuales en un edificio donde actuó un violador en Augas Férreas. PEPE TEJERO
photo_camera Carteles contra las agresiones sexuales en un edificio donde actuó un violador en Augas Férreas. PEPE TEJERO

El acusado de haber agredido sexualmente a una menor en un pub de A Guarda en el que trabaja como portero aseguró este jueves ser víctima de una venganza por haberla expulsado a ella y a sus amigas del local.

Ante el tribunal de la Audiencia que atiende su caso, el joven reiteró que nunca llegó a tocarla y agregó que "jamás se me pasaría por la cabeza atacarla".

La chica que le denunció y sus amigas, según el acusado, "estaban bebiendo cubatas y fumando" en la planta superior local y su propietario le pidió que las echara.

Al llegar a las escaleras la menor "resbaló y se cayó", apuntó el portero, que asegura que no supo nada más de ella hasta que hora y media después apareció la Guardia Civil y el padre de la joven acusándolo de haber abusado de ella.

"Te vas a arrepentir". A preguntas del fiscal, el joven indicó que la víctima se marchó del pub diciéndole que "te vas a arrepentir de habernos echado" por lo que cree que se trata de una venganza.

La denunciante, que tenía 13 años en aquel momento, declaró a puerta cerrada, mientras que sus amigas aseguraron no recordar nada de lo sucedido.

El fiscal ha mantenido su petición de ocho años de cárcel y otros tantos de libertad vigilada por un delito de agresión sexual a una menor y reclama para ella 1.000 euros de indemnización.

Comentarios