El acusado de violar en Valdecorvos a una menor alega que eran "amigos con derecho"

La Fiscalía mantuvo su petición de ocho años de cárcel al considerar más creíble la declaración de la víctima
El acusado de violar a una menor en Valdecorvos, durante el juicio. GONZALO GARCÍA
photo_camera El acusado de violar a una menor en Valdecorvos, durante el juicio. GONZALO GARCÍA

La Fiscalía de Pontevedra ha ratificado su solicitud de condena de ocho años de prisión para un joven pontevedrés que se sienta en el banquillo por la supuesta violación a una amiga que, en el momento de los hechos, tenía 16 años de edad. La defensa pidió la libre absolución, al entender que no quedó probado que existiese violencia en esa relación. 

El juicio se ha celebrado este jueves en la Sección segunda de la Audiencia de Pontevedra. 

Los hechos juzgados este jueves tuvieron lugar el 28 de abril de 2019. Según el relato de la Fiscalía en su escrito de acusación, el acusado se encontraba en una "zona montaraz y apartada, situada dentro del término municipal de Pontevedra" acompañado de su amiga cuando "con la finalidad de satisfacer su apetito sexual, así como de atentar contra la libre determinación sexual de aquella", la empujó contra un árbol y la penetró vaginalmente superando su resistencia. 

El acusado ha declarado ante el tribunal que la víctima y él eran "amigos con derecho" por lo que habían tenido relaciones sexuales en varias ocasiones. 

La defensa aportó como prueba una serie de fotografías y vídeos, así como conversaciones de WhatsApp que demostrarían que en aquella jornada no hubo una relación traumática entre ambos y alegó también que, según los informes periciales psicológicos y forenses, no constan secuelas ni lesiones en la joven. 

Por su parte, la joven declaró durante la vista oral que aquella noche ella no quería mantener relaciones "de esa manera" por encontrarse en un espacio público. "Le insistí varias veces que no siguiera y él siguió", ha afirmado. "Yo no sabía qué hacer, le dije que no quería, pero él siguió insistiendo y siguió hasta que acabó. Estuve un tiempo quieta sin poder reaccionar", ha indicado. 

Además de los ocho años de cárcel, la Fiscalía solicita que se le imponga al procesado una orden de alejamiento de seis más y el pago de una indemnización de 3.000 euros en concepto de daños morales. El juicio ha quedado visto para sentencia.