Acusados de transportar un alijo de hachís para Galicia dicen que viajaron "a visitar a la familia"

La muerte del narco gallego que recibió la mercancía complica la estrategia del fiscal, pues le señalan como
el único responsable
Los acusados, ayer, en la Audiencia. GONZALO GARCÍA
photo_camera Los acusados, ayer, en la Audiencia. GONZALO GARCÍA

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra acogió el jueves el juicio contra tres personas acusadas de transportar un alijo de unos 35 kilos de hachís desde la zona de Málaga con destino a Galicia, droga que fue interceptada en un enclave entre Asturias y Cantabria tras una investigación del Grupo II de la Udyco de Pontevedra en abril de 2018.

Los acusados, dos ciudadanos procedentes del Sur de España y un tercero originario de Europa del Este, negaron los hechos que se les atribuyen. El fallecimiento de la persona que se hizo cargo de la droga cuando se produjeron las detenciones, Gerardo C.V., les sirvió como estrategia. Los dos andaluces, padre e hijo, reconocieron el viaje al Norte pero dijeron que iban "a visitar a la familia" que al parecer tienen en Ourense.

En cuanto al tercer acusado, admitió que acompañaba al citado fallecido que fue detenido con la droga, pero aseguró desconocer el negocio al que se dedicaba su acompañante. "Fui con él a Santander porque decía que se comía bien", si bien reconoció haber visto "algo raro" en el momento en el que la Policía fija la entrega de la droga.

El jefe de la investigación, por último, explicó que el receptor de la droga era originario de la zona de Mosteiro, en Meis.

Comentarios