lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Acusan a Charlín de intentar ejecutar operaciones de narcotráfico en Portugal

El fiscal Antidroga, interrogando a Víctor Manuel P. (de espaldas), el testigo que señaló a Los Charlines durante la sesión del juicio celebrada este lunes en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
El fiscal Antidroga, interrogando a Víctor Manuel P. (de espaldas), el testigo que señaló a Los Charlines durante la sesión del juicio celebrada este lunes en Pontevedra. GONZALO GARCÍA
El macrojuicio por el caso del Titán III se desarrolla en Pontevedra durante toda la semana ►Los tres encausados que comparecieron este lunes negaron los hechos ►Víctor Manuel P.S. aseguró que "Los Charlines pondrían la mercancía" e indicó que él se encargaba de "los barcos"

"Yo ponía los barcos y ellos pondrían la mercancía". Así explicó Víctor Manuel P.S., el primer acusado en comparecer en la macrocausa por el alijo del Titán III, sus relaciones con Los Charlines y, en concreto, con Manuel, el patriarca, y con su hijo Melchor. Lo hizo a preguntas del fiscal Antidroga, Pablo Varela, y de su propio abogado, que le interpelaron sobre sus presuntos socios en el narcotráfico entre 2016 y 2018.

Los Charlines, que se quedaron fuera del actual proceso por orden del juez instructor de la causa, habrían intentado ejecutar operaciones en Portugal, según este testigo, llegándose a reunir "con los colombianos" en el país luso. "Las decisiones las tomaban ellos, Los Charlines", aseguró el investigado, que señala que en la ocasión referida "tuvieron una discusión grande, un problema, y se fue todo abajo".

Como se recordará, pocas semanas antes de la llegada e incautación del Titán, personas desconocidas dieron una paliza a Melchor Charlín y también agredieron al patriarca Manuel en su propia casa de Cálago. Las dos personas que, según relató Víctor Manuel, habrían intentado cerrar el acuerdo. Tras el citado desencuentro, añadió el testigo, "yo viajé a Sudamérica". En concreto, a Ecuador, para hacer avanzar una operación de narcotráfico. "A mí me pagarían Los Charlines", añadió. "Pero nada de eso se hizo".

El procesado, si bien confesó dedicarse al tráfico de drogas a gran escala, se desvinculó por completo de la operación del Titán. "Cuando me detuvieron iba a Portugal para otra operación", señaló cuando el fiscal le preguntaba por su supuesta huida a las seis de la madrugada el día en el que se descubrió que el barco transportaba 1,7 toneladas de cocaína, en agosto de 2018.

Tras este testigo comparecieron Luis Manuel R. P. y Rafael D. M. Ambos habrían trabajado en relación con el anterior, según el fiscal, y los dos negaron toda implicación en los hechos. El primero esgrimió sus ocupaciones lícitas a modo de coartada y llegó a decir que "me inventé eso de que tenía barcos porque a Víctor no quería negarle nada". Amigo de la familia de Jacinto Santos, uno de los presuntos jefes de la organización, y primo del conocido Charly, sostuvo que no es tan difícil mantener una conversación comprometida como las que le fueron intervenidas. "Es el pan nuestro de cada día", dijo.

Rafael, por su parte, aseguró que se dedicaba a la venta de gasóleo y que se reunía con personas que no conocía por distintos negocios supuestamente lícitos. Insistió en desvincularse de cualquier operación ilícita, pese a lo que dijo que "el teléfono es el chivato número uno, eso lo sabemos todos".

La vista oral continuará durante toda la semana con el resto de acusados, agentes de Policía y numerosos testigos.


La Policía incautó el alijo, que atribuyó al ahora prófugo Carvalho, alias Paul Wouter

La Audiencia Provincial acoge un juicio en el que inicialmente debían responder en el banquillo 21 personas que, sin embargo, se han quedado en 19 tras la exoneración de Diego S. concretada este lunes y la de alias Paul Wouter –cuyo nombre real es Sergio Roberto de Carvalho– confirmada por el tribunal al inicio de la vista. En su caso, dieron por bueno el certificado de defunción presentado por representantes de alias Paul Wouter –una de las identidades falsas del citado Carvalho–, por lo que el capo, actualmente prófugo, supuesto dueño del alijo, no será juzgado en este procedimiento.

Los hechos se desencadenaron en agosto de 2018, cuando el Greco Galicia dio la orden de abordar el pesquero Titán III en aguas del Atlántico. Tras el hallazgo de la droga (1,7 toneladas de cocaína) se inició un aluvión de arrestos en tierra, entre los que estaban todos los presentes en el banquillo de Pontevedra y varias personas más. En un primer momento fueron vinculados con los hechos Manuel y Melchor Charlín, además del vilanovés Charly. Todos ellos se quedaron fuera semanas más tarde. Lo mismo ocurrió con el citado Carvalho, entonces conocido como Paul Wouter, que fue detenido, pero a quien se le otorgó la libertad bajo fianza, tras lo que huyó.


El fiscal retira la acusación contra un procesado al considerarlo inimputable
El fiscal retira la acusación contra un procesado al considerarlo inimputable. GONZALO GARCÍA
En el turno de cuestiones previas, el fiscal Antidroga admitió la exoneración de Diego S., uno de los investigados. Si bien mantiene que su participación en los hechos está indiciariamente acreditada, acepta el informe médico que le incapacita para conocer bien a lo que se enfrenta en este juicio.

Acusan a Charlín de intentar ejecutar operaciones de narcotráfico...
ç