El Adif licita por 10,8 millones de euros la supresión de los pasos a nivel de Os Praceres

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 18 meses ▶ Supondrá la creación de dos pasos subterráneos para coches y peatones y el cierre del tren de mercancías con paneles de policarbonato y una pantalla vegetal
Un vecino de Lourizán viendo pasar el tren de mercancías que atraviesa Os Praceres. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
photo_camera Un vecino de Lourizán viendo pasar el tren de mercancías que atraviesa Os Praceres. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

La supresión de los tres pasos a nivel de Os Praceres entra en fase de licitación. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) publicó este lunes, a través del Boletín Oficial del Estado, la contratación de las obras, que cuentan con un presupuesto de 10.812.174,92 euros (IVA incluido). 

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 18 meses y las empresas interesadas dispondrán hasta las 13.00 horas del próximo 15 de septiembre para presentar sus ofertas a este concurso. En paralelo, la entidad pública dependiente del Ministerio de Transportes tiene en marcha el plan de expropiaciones necesarias para llevar a cabo los trabajos. En este caso, el levantamiento de actas previas se abrirá el 8 de septiembre y el día 13 del mismo mes se cerrará el proceso de ocupación. 

El organismo estatal expropiará de forma definitiva 3.873 metros cuadrados de nueve parcelas. La lista de afectados incluirá otras 13 fincas, que serán ocupadas de forma temporal. Entre los propietarios figuran particulares, administraciones como el Concello, una empresa y el Arzobispado de Santiago. 

La supresión de los pasos a nivel en este núcleo de la parroquia de Lourizán responde al cumplimiento de varias sentencias judiciales y a la petición de ejecución de las mismas por parte de la plataforma vecinal de Os Praceres. La Justicia ordenó al entonces Ministerio de Fomento (ahora de Transportes) eliminar el circuito ferroviario en la zona. Pero no dijo cómo. Para ello, los técnicos estatales pusieron encima de la mesa dos alternativas: enterrar el ferrocarril de mercancías que llega al Puerto de Marín o crear pasos subterráneos para coches y peatones. La solución elegida fue, precisamente, esta última. 

El diseño: dos túneles

La obra implicará la construcción de dos túneles. El primero, de 117,25 metros de longitud y de hasta cuatro metros de gálibo vertical, discurriría al Sur de la vía del tren, en paralelo a la Rúa do Areal y de forma perpendicular a la Avenida dos Praceres, lindando con el número 26 de dicha avenida, en donde hay una vivienda. El paso inferior, de dos carriles, uno por cada sentido, ocupará terrenos empleados actualmente como aparcamiento, entre las canchas de baloncesto y el campo de fútbol. 

La solución del Adif para suprimir los pasos a nivel en Os Praceres cuenta con el rechazo frontal de vecinos y gobierno local

El segundo túnel, con un carril de ida y otro de vuelta, afectará a la Rúa Praia. Obligaría a desplazar hacia el Sur la glorieta de Montero Ríos y a reordenar las calles que acceden a esta avenida. El paso inferior, de 169,41 metros de longitud, comenzará en la nueva rotonda y acabaría en la zona de O Cabo. El gálibo vertical en la zona sería de 4,5 metros. 

El proyecto también mantendrá la línea del tren, cerrándola con paneles de policarbonato y una barrera vegetal. También se reurbanizará el entorno del paso inferior de la calle Areal, se ajardinarán los taludes y se renovaría todo el pavimento de las aceras en las avenidas Montero Ríos y Praceres. La obra se completará con nuevo alumbrado.

Lores advierte de que la obra "vai empeorar o estado da praza"

La solución del Adif para suprimir los pasos a nivel en Os Praceres cuenta con el rechazo frontal de vecinos y Concello, que tildan de "aberración" la obra porque seguiría dividiendo en dos la parroquia de Lourizán. El alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, aseguró este lunes que la obra "vai empeorar o estado da praza de forma absolutamente visible".

El regidor del BNG recordó que su Ejecutivo no está de acuerdo con el proyecto estatal. Tampoco lo están los técnicos municipales, que advirtieron de que los trabajos "establecen una barrera aún más contundente de la existente en la actualidad".

Comentarios